Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

El petróleo se mantiene en alza, sostenido por una caída de reservas en EE.UU. y un dólar débil

El Texas WTI cerró casi en u$s 47 en el Nymex. En Londres, el Brent avanzó más de un 1% y cerró a un paso de los u$s 50.

El petróleo se mantiene en alza, sostenido por una caída de reservas en EE.UU. y un dólar débil

El repunte de los precios del petróleo se extendió por quinta sesión consecutiva, sostenido en un dólar más débil y una inesperada caída de los inventarios de crudo en Estados Unidos, aunque varios operadores dijeron que podría terminar pronto por la mayor producción saudí  y factores técnicos.

El petróleo referencial estadounidense WTI, para entrega en septiembre, subió 21 centavos de dólar, o 0,45%, a u$s 46,79 por barril. Acumuló así la quinta jornada consecutiva de ganancias hasta alcanzar su nivel más alto desde el pasado 6 de julio.

El petróleo de referencia europea Brent cerró con una subida de 62 centavos, o un 1,3%, a 49,85 por barril, tras tocar máximos de cinco semanas a 49,93 dólares.

Los futuros de petróleo han subido hasta un 13% desde el jueves, luego de que Arabia Saudita, el líder de la Organización de Países Exportadores de Petróleo, avivó especulaciones de que la OPEP, junto a países que no integran el grupo, podría estar lista para congelar la producción.

Entre las principales razones, se encuentran los inventarios de crudo estadounidense que, tras tres semanas consecutivas de incrementos inesperados, descendieron 2,5 millones de barriles la semana pasada, según la Administración de Información de Energía, sorprendiendo a analistas que esperaban un aumento de 522.000 barriles.

Las existencias de gasolina también disminuyeron, 2,7 millones de barriles, lo que superó las expectativas de una baja de 1,6 millones de barriles, informó la agencia oficial.

Por otro lado, la caída del dólar, tras la decisión de la Reserva Federal de volver a esperar para elevar las tasas de interés, apuntaló también el alza del crudo.

Sin embargo, algunos operadores e inversores alertaron de que los futuros de crudo, que pasaron a terreno bajista a comienzos de agosto tras caer un 20% desde los máximos de este año tocados en junio, se veían sobrecomprados. “Hemos subido mucho en muy poco tiempo, al menos técnicamente, y creo que este repunte tiene que parar”, dijo  Donald Morton, que lidera una mesa de operaciones de energía de Herbert J. Sims & Co.

La subida de los precios, sin embargo, fue limitada por un reporte de Reuters que sugirió que Arabia Saudita está llevando su producción de crudo a máximos, con lo que superaría a Rusia  como el mayor productor mundial, pese a que la OPEP buscaría acordar un pacto global para congelar el bombeo.


La lucha por obtener participación de mercado entre algunos productores del grupo hizo que los observadores del mercado duden de que las negociaciones para contener el exceso de suministros al congelar la producción tengan éxito.


Los analistas más pesimistas recuerdan que la reunión de la OPEP en junio fracasó en su intento por acordar una estrategia para limitar la producción, y desde entonces el bombeo del grupo llevó a nuevos niveles récord.