Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

El petróleo cerró la semana con ascenso de 2%

El petróleo cerró la semana con ascenso de 2%

El petróleo intermedio de Texas (WTI) subió 2,04% y cerró en 52,42 dólares el barril, animado por la voluntad de los países productores de fijar mecanismos para verificar la reducción de los bombeos de crudo, en tanto el barril de petróleo Brent para entrega en marzo cerró en el mercado de futuros de Londres en 55,49 dólares, un 2,45% más que al término de la sesión anterior.

Al final de las operaciones a viva voz en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos futuros del WTI para entrega en febrero, aún de referencia, subieron 1,05 dólares respecto al cierre de la última sesión.

El llamado ‘oro negro‘ subió este viernes con fuerza en medio de la expectativa en los mercados por la voluntad de los países productores de fijar mecanismos para verificar la reducción de los bombeos de crudo.

Los socios de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) se reunirán este fin de semana en Viena para supervisar el cumplimiento de los acuerdos con otros productores ajenos al cártel para reducir las extracciones para estabilizar los precios.

La OPEP pactó en diciembre pasado con otros países productores ajenos al grupo, retirar del mercado un total de 1,7 millones de barriles diarios a partir de enero de 2017 para frenar el desplome del crudo.

Por su parte, el crudo del mar del Norte, de referencia en Europa, finalizó la sesión en el International Exchange Futures con un incremento de 1,33 dólares frente a la última negociación, cuando acabó en 54,16 dólares.

La expectativa de que la industria del esquisto en Estados Unidos esté lista para volver a aumentar su producción postergó, sin embargo, un avance aún mayor de los precios.