Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

El petróleo cerró por encima de los u$s 50 y empujó a Wall Street

Wall Street cerró ayer al alza y el Dow Jones, su principal indicador, ganó un 0,37% –superó los 18.000 puntos por primera vez desde abril– impulsado por una nueva suba del precio del petróleo en los mercados internacionales.

Así, el "oro negro" estuvo otra vez detrás de las ganancias del selectivo S&P 500, que avanzó un 0,33% y del Nasdaq, que avanzó un 0,26%. Es que los operadores apostaron por las compras desde los inicios de la jornada, animados por una nueva suba del crudo que continuó su ascenso imparable.
El barril de Texas (WTI), de referencia en Estados Unidos, subió un 1,73 % y cerró en Nueva York en u$s 51,23 mientras que el crudo Brent, de referencia en Europa y otros mercados internacionales, avanzó en Londres un 2% y terminó en u$s 52,37.

El WTI no alcanzaba estos niveles desde julio de 2015. De acuerdo a operadores del mercado, la jornada de ayer jugó a favor del alza del precio un descenso mayor de lo esperado de las reservas de crudo en Estados Unidos, que bajaron la semana pasada en 3,2 millones de barriles hasta los 532,5 millones.

Los especialistas también citaron los problemas derivados por los ataques contra instalaciones petroleras de Nigeria, uno de los principales productores de crudo de África. A su vez, completó la situación perfecta de ganancias la debilidad del dólar, que juega a favor de las exportaciones del "oro negro" estadounidense. "El dólar dio pruebas de cierta debilidad y eso tuvo un efecto relativamente estimulante", dijo Alan Skrainka, de Cornerstone Wealth Management.

La divisa comenzó a debilitarse el viernes tras conocerse malos datos sobre el mercado laboral de Estados Unidos que hacen pensar que cuando se reúna el comité monetario de la Fed (FOMC) la semana que viene, mantendrá intactas las ultra bajas tasas de interés.

El alza de los indicadores bursátiles norteamericanos fue prudente y algunos analistas advirtieron sobre la posibilidad de que se haya alcanzado un techo. "La bolsa encuentra inspiración en el mercado del petróleo y en que las tasas de interés seguirán bajas. Nadie cree que la semana próxima la Fed endurezca su política monetaria", dijo Peter Cardillo, deFirst Standard Financial.