Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Alza del dólar presionó los commodities hacia una fuerte baja

A su vez, el mercado petrolero se encuentra preocupado por un posible aumento de la producción iraní y libia.

Alza del dólar presionó los commodities hacia una fuerte baja

Los precios del petróleo bajaron fuerte al término de una jornada marcada por un nuevo récord del dólar, que hoy tocó un máximo de 14 años. A su vez, el mercado se encuentra preocupado por un posible fuerte aumento de la producción iraní y libia.

Los precios del barril de ‘light sweet crude’ (WTI) para  entrega en febrero perdieron u$s 1,39 hasta los u$s 52,33 en el New York Mercantile Exchange (Nymex).

En Londres, el precio del Brent del mar del Norte para entrega en marzo retrocedió u$s 1,35 hasta los 55,47 en  el Intercontinental Exchange (ICE).

Los mercados financieros internacionales se encuentran optimistas con respecto a las políticas fiscales expansivas que se espera que implemente el presidente electo Trump, que le darán un impulso a la economía estadounidense.

Este optimismo, sumado a las expectativas de nuevas subas en la tasa de interés por la Reserva Federal generó que el dólar se fortalezca hasta tocar un pico no visto en 14 años.

Un dólar más fuerte presiona a los commodities –que cotizan en esa moneda- a la baja. Y, a su vez, se renovó el temor a un alza en la producción del crudo.

La OPEP había sostenido los precios a fines del año pasado,  permitiendo registrar netas alzas anuales, al anunciar dos acuerdos para reducir la producción que entraron en vigor el 1° de enero. Sin embargo, ahora los futuros del crudo se encuentran bajo nuevas presiones.

 “Están emergiendo muchas dudas sobre los niveles de producción  de miembros y no miembros de la OPEP”, reportó John Kilduff, de Again Capital.

 “Se escucha que Libia está acelerando su producción”, -aunque  este miembro del cartel está exento de quotas a causa de la guerra  civil que enfrenta- “y que Rusia llevó la suya a un nivel sin precedentes el mes pasado”, señaló.

Por su parte, Irán calificó a 29 grandes compañías europeas y asiáticas para participar en las licitaciones  para desarrollar los campos petrolíferos y de gas del país,  informaron los medios iraníes.

Entre ellas figuran el grupo francés Total, el anglo-holandés Shell, el holandés Shlumberger, el italiano Eni, los rusos Gazprom  y Lukoil, los chinos CNPC y Sinopec international, los japoneses Japan Petroleum Exploration y Mitsubishi, los surcoreanos Korea Gas Corporation y Posco Daewoo, y el malasio Petronas.

El ministerio iraní de Petróleo prevé lanzar próximamente una serie de licitaciones para desarrollar campos de petróleo y de gas, aunque ninguna fecha ha sido aún fijada.

La entrada en vigor del acuerdo nuclear con las grandes  potencias, el 15 de enero de 2016, y el levantamiento parcial de la sanciones internacionales,  permitieron a Irán retomar contacto  con las compañías internacionales que habían dejado el país debido a la crisis nuclear.

Los granos también sufrieron la fortaleza del dólar

Los precios del trigo y principalmente de la soja bajaron en Chicago, presionados por la fortaleza del dólar, en un mercado de oleaginosos afectado por buenas condiciones meteorológicas en América del Sur. El maíz, por su parte, logró resistir y cerró en alza.

Los mercados siguen en particular la situación en Argentina y  Brasil, grandes productores de maíz y soja, por temor a que las buenas condiciones meteorológicas anuncien una oferta elevada.

“Las precipitaciones parecen acentuarse en algunas regiones del norte de Brasil, hasta ahora secas, y eso aumenta la presión sobre el mercado de soja y productos derivados”, explicó Don  Roose, de US Commodities.

Además “un fortalecimiento del dólar podría incrementar la presión sobre los precios agrícolas, sumándose a las lluvias registradas durante el fin de semana en América del Sur‘,  concordaron expertos de la casa de corretaje Allendale.

El futuro de soja con vencimiento en marzo lleva cuatro sesiones consecutivas a la baja cerrando a 362,58 u$s la tonelada, una disminución de u$s 3,58 con respecto al día anterior.

El futuro de maíz en chicago termina el día en u$s 140,05 la tonelada, aumentando u$s 1,48 con respecto al cierre de ayer. 

El futuro de trigo blando con vencimiento en marzo termina el día en u$s 149,36 la tonelada, disminuyendo 0,55 centavos de dólar respecto al ajuste de ayer.

Es necesario remarcar que a pesar de estos pronósticos -que marcan las expectativas del mercado- los fondos a su vez están monitoreando los riesgos climáticos potenciales en Brasil y Argentina, incluyendo lluvias que podrían retrasar la siembra tardía en Argentina e interrumpir el inicio de la cosecha en Brasil este mes, según informó la consultora Granar.    

Los granos también sufrieron la fortaleza del dólar

Los precios del trigo y principalmente de la soja bajaron en Chicago, presionados por la fortaleza del dólar, en un mercado de oleaginosos afectado por buenas condiciones meteorológicas en América del Sur. El maíz, por su parte, logró resistir y cerró en alza.

Los mercados siguen en particular la situación en Argentina y  Brasil, grandes productores de maíz y soja, por temor a que las buenas condiciones meteorológicas anuncien una oferta elevada.

“Las precipitaciones parecen acentuarse en algunas regiones del norte de Brasil, hasta ahora secas, y eso aumenta la presión sobre el mercado de soja y productos derivados”, explicó Don  Roose, de US Commodities.

Además “un fortalecimiento del dólar podría incrementar la presión sobre los precios agrícolas, sumándose a las lluvias registradas durante el fin de semana en América del Sur‘,  concordaron expertos de la casa de corretaje Allendale.

El futuro de soja con vencimiento en marzo lleva cuatro sesiones consecutivas a la baja cerrando a u$s 362,58 la tonelada, una disminución de u$s 3,58 con respecto al día anterior.

El futuro de maíz en chicago termina el día en u$s 140,05 la tonelada, aumentando u$s 1,48 con respecto al cierre de ayer. 

El futuro de trigo blando con vencimiento en marzo termina el día en u$s 149,36 la tonelada, disminuyendo 0,55 centavos de dólar respecto al ajuste de ayer.

Es necesario remarcar que a pesar de estos pronósticos -que marcan las expectativas del mercado- los fondos a su vez están monitoreando los riesgos climáticos potenciales en Brasil y Argentina, incluyendo lluvias que podrían retrasar la siembra tardía en Argentina e interrumpir el inicio de la cosecha en Brasil este mes, según informó la consultora Granar.    

Fuente: Cronista y Agencias

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar