Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Leve suba del petróleo tras caída de las existencias en EE.UU.

El WTI subió 0,32% y cerró por encima de los u$s 43, también gracias a las negociaciones entre países productores. En el mercado de Londres, escéptico respecto a un acuerdo, el Brent cerró por debajo de los u$s 46.

Leve suba del petróleo tras caída de las existencias en EE.UU.

Los precios del petróleo subieron levemente en Estados Unidos, ante un posible acuerdo de la OPEP que, sin embargo, no logró llevar los precios al alza en el mercado europeo. Por otro lado, los precios del crudo estadounidense extendían sus ganancias en las operaciones posteriores al cierre tras la publicación de los datos del Instituto Americano del Petróleo.

Los futuros del petróleo West Texas Intermediate (WTI) en Estados Unidos cerraron con alza de 14 centavos de dólar, o un 0,32%, a u$s 43,44 por barril.

Los futuros del crudo Brent bajaron 7 centavos, o  un 0,15%, a u$s 45,88 dólares por barril.                

Con respecto a los futuros de la gasolina estadounidense, éstos perdieron un 4% después de que Colonial Pipeline informó que el miércoles se restablecería las operaciones de su principal ducto de gasolina. El abastecimiento del combustible desde la Costa del Golfo de México a la Costa Este ha estado interrumpido desde que se  descubrió una filtración el 9 de septiembre en la línea de 1,3  millones de barriles por día.

Se trata de la segunda jornada consecutiva de alza del precio del crudo después que la última semana el oro negro viviera una mala racha al conocerse que el número de pozos activos en el país había aumentado. La pasada semana el petróleo de Texas llegó a su nivel más bajo desde mediados de agosto, tras acumular en pocos días un fuerte retroceso del 6,2%.

Los precios del petróleo en Estados Unidos subieron por expectativas de un aumento de la demanda de gasolina ante el esperado reinicio de las operaciones de un importante ducto del país, y tras el final de las operaciones, los futuros subían debido a una reducción en las existencias mayor a la esperada.

El crudo se benefició de las informaciones de los últimos días, que apuntan a que la OPEP podría tomar medidas para frenar la producción y ayudar a poner fin así a una sobre oferta que está haciendo bajar los precios.

Sin embargo, algunos de los mayores productores del grupo, como Irán, Irak, Nigeria y Arabia Saudí, han anunciado aumentos de producción en los últimos meses, lo que arroja dudas sobre la efectividad de un eventual pacto.

"Un año, estamos previendo que será un año", dijo el  secretario general de la OPEP, Mohammed Barkindo, citado por la agencia de noticias RIA.  

La estimación de Barkindo fue por un plazo mayor al indicado por otros funcionarios hasta el momento. La OPEP y otros países petroleros fuera del cartel, como Rusia, están discutiendo un acuerdo para estabilizar el mercado  mediante el congelamiento de los niveles de producción, aunque detalles clave como el periodo y el punto de referencia del pacto aún no se han revelado.

Por otro lado, los precios del crudo extendían sus ganancias en las operaciones posteriores al cierre tras la publicación de los datos del Instituto Americano del Petróleo (API, por su sigla en inglés).                

Los inventarios de petróleo en Estados Unidos cayeron con fuerza la semana pasada por una baja de las importaciones, mientras que los de gasolina también descendieron, según mostraron el martes datos del API.

Los inventarios bajaron en 7,5 millones de barriles en la semana terminada el 16 de septiembre a 507,2 millones, lo que se  compara con las expectativas de analistas de un incremento de 3,4 millones de barriles. Las importaciones de crudo de Estados Unidos cayeron 497.000 barriles por día (bpd) la semana pasada a 7,9 millones de bpd.                

Las existencias de gasolina cayeron en 2,5 millones de barriles, lo que se compara con las expectativas de analistas de una baja de 567.000 barriles, según un sondeo de Reuters.  Los inventarios de destilados, que incluyen diésel y  combustible para calefacción, subieron en 1,4 millones de  barriles, comparado con expectativas de un alza de 250.000  barriles, mostraron los datos de API.