Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Subió el petróleo tras señales de que Irán estaría dispuesto a regular la producción

El WTI subió casi 2% y cerró por encima de los u$s 48. En Londres, el Brent casi logró los u$s 50. El alza se dio a pesar de un aumento en la reservas de Estados Unidos.

Subió el petróleo tras señales de que Irán estaría dispuesto a regular la producción

Los precios del crudo reportaron una importante suba después de que Irán envió señales de que podría apoyar una acción conjunta de la Organización de  Países Exportadores Petróleo (OPEP) que impulse más alzas en el mercado.  El alza se dio a pesar que en Estados Unidos se informó sobre un aumento en las reservas del crudo local.                

El petróleo intermedio de Texas (WTI), para entrega en octubre, subió hoy un 1,46% y cerró en u$s 48,10 el barril.

El barril de Brent para entrega en octubre cerró en el mercado de futuros de Londres en U$s 49,96, un 1,62% más que al término de la sesión anterior.

Irán ha estado reforzando su bombeo desde enero, cuando se levantaron las sanciones en su contra. En abril, el tercer productor más grande dentro de la OPEP descartó participar en un plan para congelar la producción del cartel y de otros países que no integran el grupo, como Rusia. Y, si bien Irán no ha anunciado oficialmente que participará en la reunión de productores de septiembre en Argelia, sí parece estar más dispuesto a llegar a una acuerdo sobre el asunto, dijeron a Reuters fuentes en la OPEP y en la industria petrolera.

La noticia del posible respaldo de Irán a un congelamiento de la producción ayudó a frenar una abrupta caída de los precios que comenzó el lunes, después de un repunte de un 20% en las últimas dos semanas.                

Por otro lado, los inventarios de petróleo en Estados Unidos subieron sorpresivamente la semana pasada, a  pesar del fuerte descenso de los de gasolina y la baja de los de destilados según los datos de hoy del Instituto Americano del Petróleo (API, por su sigla en inglés).

Los inventarios de petróleo aumentaron en 4,5 millones de  barriles en la semana al 19 de agosto, a 524,2 millones de barriles, frente a las expectativas de analistas del sector de una caída de 455.000 barriles.  Las existencias en Cushing, punto de entrega del contrato de crudo referencial en Estados Unidos, crecieron en 417.000  barriles. Los inventarios de gasolina cayeron en 2,2 millones de barriles, frente a las expectativas del mercado de un descenso de 1,2 millones.

A pesar de su remontada de este año, el petróleo aún cotiza a menos de la mitad de los niveles que alcanzó a mediados del 2014. Al mercado le sigue preocupando que un alza de los  precios fomente una mayor producción que lleve a un nuevo exceso de suministros.

El desplome de los precios ha golpeado a las economías de Venezuela, Irak y Nigeria. Estos tres están entre los miembros  de la OPEP más ansiosos por impulsar el valor del barrilmientras que otros grandes productores como Arabia Saudita e Irán prefieren proteger su participación de mercado.

Goldman Sachs estimó que el petróleo se negociará entre 45  y 50 dólares por barril durante el verano boreal del 2017, y  ratificó su opinión de que los ‘fundamentals’ del mercado seguirán débiles en el corto plazo.