Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

El peso mexicano volvió a hundirse tras conferencia de Trump

El peso mexicano registró ayer un nuevo mínimo histórico al ubicarse en 21,90 unidades por dólar estadounidense en el mercado interbancario, tras la primera rueda de prensa de Donald Trump como presidente electo de Estados Unidos., en la que reiteró que hará pagar un muro fronterizo a México.
De acuerdo con el Banco de México, el tipo de cambio cerró a la venta en 21,90 pesos en el mercado interbancario, una caída del 0,78%.
La devaluación del peso ha sido constante en el último año, dando más señales de debilidad tras la victoria del republicano Donald Trump en las elecciones presidenciales del 8 de noviembre pasado.
El multimillonario neoyorquino ha anunciado que endurecerá el control migratorio -llegó a decir que la mayoría de los migrantes mexicanos eran ‘violadores‘ y ‘criminales‘- y renegociará el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), al considerar que perjudica la industria y el empleo en Estados Unidos.
En su primera rueda de prensa desde julio pasado, y a escasos nueve días de su investidura como presidente de la primera potencia mundial, Trump insistió en que pedirá la construcción de un muro en la frontera con México, y dijo que ese país terminará pagándolo, ‘"con impuestos o pagos" directos.
Aun así, aseguró tener "respeto" por el pueblo de México y su Gobierno, y afirmó que las autoridades mexicanas "no tienen la culpa de lo que está ocurriendo" con la migración ilegal.
La pasada semana, el anuncio de Ford de cancelar una inversión de u$s 1.600 millones en San Luis Potosí puso al peso por arriba de las 21 unidades por dólar, piso que no ha conseguido quebrar desde entonces.