U$D

Fondos Comunes de Inversión
JUEVES 25/04/2019

El patrimonio de los fondos subió 10% pero venía creciendo al 50%

La industria terminó con un crecimiento del 10% punta a punta, muy por debajo de las tasas promedio anuales del 56% entre 2009-2017. Pero había llegado a administrar en un momento del año $ 700.000 millones, para terminar con algo menos de $ 600.000 millones.

El patrimonio de los fondos subió 10% pero venía creciendo al 50%

El 2018 no fue fácil para el mercado en general. Con una fuerte caída del Merval, superior al 50% en dólares, combinado con una abrupta devaluación en la que el tipo de cambio saltó más de un 100% y con un riesgo país que más que se duplicó, el mercado local finalizó un año nefasto. La industria de fondos comunes sufrió a la par, en línea con el pesimismo bursátil.

Sergio González, analista de Central de Fondos, resaltó que, la industria contaba con más de $ 700.000 millones bajo administración y durante el año sufrieron numerosos rescates. "En parte, porque los inversores se volcaron nuevamente al atesoramiento de dólares y, por otro lado, porque los fondos más seductores del momento, (los fondos T+1), estaban compuestos en su mayoría por Lebacs - que llegaron a ocupar más del 70% de las carteras de los FCI- y a raíz de la devaluación, la constante inflación y el acuerdo con el Fondo, se decidió abruptamente que iban a desaparecer", sostuvo.

Los analistas de Portfolio Personal Inversiones (PPI) coinciden con el diagnóstico al resaltar que el año 2018 fue un año muy complicado para los FCI.

"La coyuntura del 2018 hizo que el patrimonio en pesos haya cerrado el año en $ 599.507 millones, con un crecimiento del 10% punta a punta, y muy por debajo de las tasas promedio anuales del 56% promedio observadas entre 2009-2017. Ahora bien, en dólares, y ante la devaluación del peso, la caída superó el 45% -contrastando contra el crecimiento promedio anual del 28% en el período ya mencionado-. El patrimonio administrado en dólares cerró en u$s 15.856 millones, volviendo así a niveles del 2014, y perdieron en particular el fuerte crecimiento de 2016-2017", remarcaron.

Los analistas de la consultora 1816, especializada en análisis de la industria, también remarcan la variación del capital administrado, que volvió a los niveles de 2015: "En términos de PBI, a fin de diciembre la industria representaba 4,3% del producto, manteniéndose muy por encima del promedio de los últimos años".

Más allá de la coyuntura, la merma en el capital administrado por los fondos viene dada siempre por dos factores claves. Por un lado el rendimiento de los activos, y por otro, los rescates netos de suscripciones.

"Las suscripciones netas de rescates fueron negativas en unos $ 166.000 millones, comparada con un promedio positivo anual de $ 50.500 millones en los últimos cinco años (y en donde puntualmente 2017 se destaca como el año de mayor crecimiento)", remarcaron desde PPI.

Haciendo un análisis mensual, en el informe de Portfolio Personal Inversiones remarcan que los meses de mayores rescates se concentraron entre mayo y agosto, coincidiendo con la crisis económica y financiera.

"También en esa misma época, y en ese escenario, quedaron al descubierto la falta de equidad y transparencia en las valuaciones de algunos fondos que no hicieron más que profundizar la corrección. En septiembre y diciembre, los rescates continuaron en promedio pero a un ritmo decreciente, dentro de ya una coyuntura local más estabilizada bajo un nuevo régimen monetario y cambiario. Esto igualmente considerando que en diciembre, puntualmente, incidieron algunos factores estacionales (como temas impositivos de cierre de año)", comentaron desde PPI.

Por otro lado, en el mismo informe comentaron que, la variación por rendimiento fue positiva en $ 220.000 millones, duplicando el año previo.

Desde la Consultora 1816 comentaron que los fondos denominados en pesos no sólo perdieron contra el dólar, sino que tampoco lograron ganarle a la inflación.

"Esto se debió a la sucesión de subas de tasas (que impactó en los papeles a tasa fija) y a la revaluación de activos por la ampliación de spreads. Los T+1, que en el 1er trimestre del año rendían prácticamente lo mismo que las Lebac, tuvieron un desempeño mucho peor que las Letras del BCRA en el segundo y tercer trimestre. Sin embargo, La buena noticia es que hace ya varios meses los T+1 empezaron a ganarle en rendimiento a una Lecap corta".

Arranque de 2019

Sergio González sostuvo que los cambios repentinos en el

contexto económico local tomaron por sorpresa a las familias de fondos que tuvieron que enfrentarse a un drenaje masivo de activos. Sin embargo, según su visión, no hay mal que por bien no venga ya que las Sociedades Gerente se vieron obligadas a reacomodar sus carteras y generar productos que ofrezcan mayor seguridad a los inversores.

"Los fondos de Money Market (T+0) vuelven a cobrar fuerza. Se trata de fondos que invierten en plazos fijos y cuentas remuneradas y, además de que todos los días aumentan el valor de su cuota parte, permiten realizar rescates en cualquier momento", explicó.

"Otra opción que se anticipa interesante para el inversor son los incipientes fondos de renta fija internacional, que invierten en activos de Latinoamérica permitiendo diversificar el ahorro y sin riesgo argentino", resaltó.