Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

El oro vuelve a ser el refugio para inversores en busca de seguridad

Pese a que en el mercado sugieren que el metal podría estar experimentando apenas un rebote de corto plazo, por la caída de los precios del petróleo y la desaceleración de China, hay quienes sostienen que el oro no pasó de moda. Los fondos de cobertura y otros grandes especuladores aumentaron más del doble su posición neta larga en lingotes la semana pasada. Los futuros del oro ganaron un 4,4% en enero hasta 1,107 la onza

El oro vuelve a ser el refugio para inversores en busca de seguridad

¿Es posible que el oro se esté poniendo otra vez de moda como inversión de refugio? Desde mayo del año pasado, una ola de ventas global de u$s 15 billones azota a los mercados de renta variable, lo que podría estar despertando en los inversores que buscan seguridad el interés de volver a confiar en el metal.

De acuerdo a datos de la agencia Bloomberg, los fondos de cobertura y otros grandes especuladores aumentaron más del doble de su posición neta larga en lingotes la semana pasada, apenas tres semanas después de haber sido el metal que más había bajado.

Asimismo, los holdings de inversiones de oro se están expandiendo al ritmo más rápido en un año, a través de productos que cotizan en la bolsa. Los lingotes vieron renacer su atractivo como un refugio después de haber sido ignorados todo el año pasado frente a los ataques terroristas de París en noviembre y las negociaciones de rescate a Grecia en julio.

Esta vez, la preocupación por los mercados globales le darán un voto de confianza al metal, dijo Citigroup en un informe publicado la semana pasada, en el que elevó su pronóstico del precio del oro para este año.

El banco elevó su perspectiva de 2016 en un 7,5% a $ 1.070 para el metal. La volatilidad sostendrá los precios este trimestre, antes de que un dólar más fuerte termine con la suba a fines de este año, sostuvo el informe.

En la jornada de ayer, el oro al contado subió un 0,6% a u$s 1.104,95 la onza.

"Lo que está fuera de la moda puede volver a serlo", dijo a Bloomberg George Milling-Stanley, jefe de inversiones de oro de State Street Global Advisors.

Según los registros de Bloomberg, los futuros del oro ganaron un 4,4% en enero a u$s 1,107 la onza en el Comex de Nueva York, su mayor ganancia mensual en un año.

En tanto, los inversores desembolsaron unos u$s 1000 millones en ETF - fondos índices cotizados - respaldados por metales preciosos hasta en enero, su mayor ritmo de expansión mensual en un año.

El oro cayó un 10% el año pasado, frente a las expectativas de los inversores al primer aumento en la tasa de interés de Estados Unidos desde 2006, que la Reserva Federal (Fed) llevó a cabo en diciembre.

El presidente del Banco de Boston, Eric Rosengren dijo este mes que un mayor endurecimiento de la política monetaria de la Fed está en riesgo, citando la caída de las estimaciones para el crecimiento económico estadounidense. Las tasas más altas frenan el atractivo del oro como inversión alternativa, ya que no paga rendimientos.

La atracción por el oro este mes "en parte podría tener que ver con la cartera de reequilibrio de los inversores", dijo a Bloomberg Kevin Caron, un gerente de estrategias de mercado y cartera de Florham Park, con sede en Nueva Jersey. Un precio de entrada más cerca de los u$s 1,000 en vez de $ 2,000 tiene mucho más sentido", agregó.

¿Rebote de corto plazo?

El oro está subiendo por las preocupaciones sobre el contagio de China, la volatilidad de los mercados y las tensiones en el Medio Oriente, según Citigroup.

El metal alcanzó un mínimo de cinco años en diciembre de 2015, mientras que el dólar se fortalecía y la inflación de Estados Unidos se mantenía estancada, cortando la demanda del metal como un depósito de valor.

El costo de vida en Estados Unidos cayó inesperadamente en diciembre, liderado por una caída en los productos básicos. Además, la desaceleración de China se suma a los precios más bajos del petróleo y las devaluaciones monetarias competitivas para aumentar el riesgo de deflación en todo el mundo, dijo George Soros a Bloomberg en una entrevista la semana pasada.

Estás teniendo un rebote de corto plazo basada en la venta masiva del petróleo y las reservas, pero los fundamentos no cambiaron, dijo Rob Haworth, estratega senior de inversiones con sede en Seattle en el US Bank Riqueza Gestión.