Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Por el 'Brexit', el oro saltó 8% y logró su mayor avance desde 2008

Los inversores buscaron refugio luego que el Reino Unido votara a favor de salir de la Unión Europea.

Por el 'Brexit', el oro saltó 8% y logró su mayor avance desde 2008

El oro anotó su mayor avance diario desde la crisis financiera de 2008, luego que la decisión británica de abandonar la Unión Europea (UE) desatara incertidumbre política y preocupación por el crecimiento  económico, afectando también a materias primas industriales como el petróleo.

El oro al contado se elevó más de 8%, su mayor avance en una jornada desde septiembre de 2008, tras el colapso de Lehman Brothers, y concluyó los 1.358,20 dólares la onza, su cota máxima desde marzo de 2014.

El triunfo del ‘Brexit’ provocó el mayor impacto mundial desde el colapso económico del 2008 y llevó a cada vez más inversores a destinar su dinero a la seguridad del oro, en  desmedro de activos que se verían debilitados por una desaceleración de la economía global.

“La huida hacia la seguridad podría continuar un tiempo: cuando ocurre algo así, la aversión al riesgo no se reduce a una región”, remarcó Ashok Shah, director de inversión del gestor de fondos London & Capital.

Los inversores buscaron también la seguridad de los bonos del Tesoro de los Estados Unidos y monedas de refugio como el franco suizo y el yen.

El aumento de la aversión al riesgo puede ser vista en un  dólar más fuerte, que bajo circunstancias normales sería dañino  al ser más caro para los tenedores de otras divisas.                

“La reacción negativa de las materias primas cíclicas es sobre todo una reacción a un dólar más fuerte, que restringirá la liquidez global”, comentó Christian Gerlach, gestor de carteras en GAM Investment Management.

Una de las grandes víctimas fue el petróleo, que perdió más de 6%, hasta un mínimo de una semana, por debajo de los u$s 50 el barril, en anticipo a una desaceleración del crecimiento de la demanda.                

En cambio, el cobre referencial descendió 4%, hasta un mínimo de sesión de u$s 4.588 la tonelada.

En comparación con el crudo y el oro, la reacción fue relativamente calma, ya que la demanda del metal rojo depende sobre todo del principal consumidor mundial, China, donde el crecimiento se desaceleró de todas formas.

Fuente: AGENCIAS Londres