Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

El oro las resistencias

El oro las resistencias

Luego de un comienzo de año con fortalezas para el oro, que paso de mínimos de 1125 dólares hasta los máximos de u$s 1219, el metal precioso generó un recorte la última semana, cerrando el viernes pasado en u$s 1191.

El mercado ha tenido importantes resistencias que superar en el último año aunque en ningún caso ha podido superarlas y si bien hemos visto fuertes avances en el primer semestre de 2016, el oro nunca pudo con el escollo de mediano plazo ubicado en los u$s 1380, coincidente con el 38.2% de Fibonacci de todo el bearmaket iniciado en 2011 cuando el oro valía u$s 1900 la onza.

La falla en superar el 38,2% de todo el ajuste llevó al oro de regreso a mínimos de u$s 1125 y desde allí el metal intentó un nuevo rebote hasta los u$s 1219, nuevamente atacando el 38,2% de Fibonacci de todo el ajuste entre u$s 1380 y los u$s 1125. Por segunda vez consecutiva, el oro no pudo quebrar tal nivel coincidente con el 38,2% de todo el último recorte y dejó señales bajistas la semana pasada, dejándolo vulnerable a continuar con el proceso de ajuste de mediano plazo, pudiendo llevar al metal de  regreso a los u$s 1125, siendo la zona de 1080-1050 el nivel de contención de largo plazo clave para el oro.

Para postergar cualquier ajuste mayor, deberemos ver subas por encima de las resistencias planteadas, siendo los 1220 puntos el primer escollo y los u$s 1290 un segundo obstáculo, mientras que los La falla en superar el 38,2% de todo el ajuste llevó al oro de regreso a mínimos de u$s 1380 representan la resistencia de mediano y largo plazo para el oro.

El quiebre por encima de las primeras resistencias llevará al mercado a escollos superiores, tal como lo mencionado y con la superación de los u$s 1380, un escenario de avances mayores quedará habilitado para acceder a niveles cercanos a los u$s 1600 en el largo plazo.

La fortaleza del dólar a nivel global y la suba de tasas de la Fed y la 10Y son factores que le juegan en contra al metal dado que este último no devenga intereses y seria más conveniente colocarse en activos a largo plazo que si devengan intereses (y con la expectativa de que dicha tasa tenga una continuidad en la tendencia alcista actual) antes de tener oro.

Por el otro lado se encuentra la expectativa de que las políticas monetarias laxas llevadas a cabo por los distintos bancos centrales del mundo en los últimos 8 años y las medidas fiscales expansivas de Trump aceleren un proceso inflacionario en los próximos años, contexto en el cual el oro tiende a ser un ben refugio de valor ante periodos de suba de precios.

Por ello es que, a nivel operativo será conveniente por ahora mantener cierta prudencia e intentar colocarse en el metal precios con confirmaciones técnicas y con el quiebre de los escollos mencionados ya que por ahora el oro no se muestra firme a la hora de superar resistencias y acelerar la tendencia alcista de mediano plazo. El quiebre de tales escollos será la oportunidad, mientras cautela.