El oro brilla por la baja del dólar y las mineras suben hasta 96% en el año

La baja del billete a nivel mundial desde marzo impulsó a las acciones y a las materias primas. También benefició al oro que gana 30% en el año. Advierten que a estos precios luce riesgoso comprar tras el fuerte rally.

Desde que la Fed anunció que emitirá dinero sin limites para sostener a los mercados y la economía, el dólar se desplomó un 9% y generó una fuerte suba en el resto de los activos financieros. Las acciones brillaron con el S&P 500 y el Nasdaq subiendo 50% y 58% desde entonces. Además, las monedas emergentes se apreciaron así como también lo hicieron la renta variable y renta fija de dichos países que subieron 45% y 25% respectivamente desde finales de marzo hasta la fecha. Entre los beneficiados también se observaron a las materias primas con el petróleo mostrando un avance de mas del 68% desde entonces.

En ese contexto, el oro y la plata también encontraron un contexto para recuperar posiciones históricamente perdidas. Recientemente alcanzó los 2072 puntos, siendo este un máximo histórico y acumula un avance de 27% desde finales de marzo y un 30% en el año. La plata por su parte, evidenció una suba mucho mas abrupta avanzando 110% desde el 23 de marzo.

De esta manera, se puede observar una clara correlación negativa entre el oro y el dólar ya que a medida que el billete pierde posiciones, el oro logró escalar hacia nuevos máximos.

El impulso de la trayectoria ascendente del lingote y bajista del dólar es producto de la incertidumbre económica y política derivada de la pandemia del coronavirus  y la respectiva respuesta de los bancos centrales, es decir, recortar las tasas de interés e inundar los mercados con efectivo.

Esto alimentó los temores de inflación, que normalmente devaluaría otros activos, y también redujo los rendimientos de los bonos del Gobierno, haciendo que el oro sea más atractivo.

Otro de los factores que empuja al oro y a los demás activos de riesgo es el hecho de que el mercado actualmente convive con tasas de interés reales negativas. Además, la tasa del bono americano a 10 años se encuentra en niveles de 0,52% y representa el menor valor en su historia.

De esta manera, los inversores no logran obtener rentas por encima de la inflación en sus portafolios al invertir solamente en bonos de grado de inversión, por lo que deben buscar instrumentos de mayor riesgo y que a su vez puedan servir como cobertura inflacionaria a partir de los rendimientos esperados. Así, las acciones fueron las mayores protagonistas aunque el oro también tomó un rol central en estos últimos meses.

 

Los inversores financieros, principalmente en Europa y Estados Unidos, formaron parte de una ola de compras sin precedentes, y según Refinitiv, los fondos cotizados en bolsa respaldados por oro agregaron un récord de 734 toneladas por valor de u$s 39.500 millones a sus existencias en la primera mitad de 2020, según World Gold.

 

James Luke, Fund Manager de Metales de Schroders afirmó que un área donde el impulso fue claramente agresivo es en la compra de oro físico por parte de los fondos cotizados en Wall Street  (ETF).

Los números en sí mismos son realmente sorprendentes. Según los datos publicados, se sumaron 643 toneladas a los ETF de oro físico en lo que va de año, en comparación con las 372 toneladas de todo 2019. En 2009, vimos un aumento anual récord de 665 toneladas. En comparación, 656 toneladas equivalen a casi el 40% de la producción mundial de oro. Desde que la Reserva Federal declaró efectivamente en abril que haría "lo que sea necesario" para evitar que la economía colapse, las tenencias de oro de los ETF  aumentaron 72 de los 79 días.

Luke agregó que si bien las tenencias de los ETF en oro son importantes, a nivel histórico no lucen tan elevadas: “En 2011, las tenencias de ETF de oro representaron aproximadamente el 10% de todas las tenencias de ETF a nivel mundial. Hoy ese número está más cerca del 2,5%. Visto en una medida más agregada, estimamos que las existencias de oro representan un poco más del 2,7% de los activos financieros globales totales, un número mucho más bajo que en 2011, 1980 o 1974 . 

Por su parte, el grupo de analistas de materias primas de J.P. Morgan liderado por Natasha Kaneva plantearon que "después de mantener una visión alcista sobre los precios del oro durante más de dos años y medio, creemos que es probable que los lingotes vean un último rally antes de que los precios bajen a fin de año".

Rendimientos más altos en 13 años

Gracias a la suba reciente que registra el oro, el metal esta teniendo su mejor año en 13 años. Obviamente restan cuatro meses para que finalice el año sin embargo el avance del 30,2% actual es ligeramente superior al 29,5% en 2010 y es levemente inferior al 30,95% de 2007. El mejor año para el oro se observó en 1979 cuando en dicho año llego a ganar 126%

Manuel Carpintero, portfolio manager en Nash Inversiones explicó que siempre fue una buena cobertura el oro en periodos de gran estrés financiero, aunque cree que a u$s 2000 la onza ya podría ser un poco tarde para comprar tanto el metal como mineras.

En u$s 2000 no lo compraría. Quien no compró aún, creo que ya es tarde. Tiene que ver con temas monetarios y la política ultra expansiva de la Fed genera flujos hacia el oro y el dólar debilitándose a nivel mundial. Evidentemente el mercado se puso mas bajista con el dólar y eso hace que otros activos de refugio comiencen a tomar sentido como el oro y la plata , señaló.

Potencial de mineras

En este contexto, las mineras capturaron de manera mucho mas efectiva la suba del oro, por lo que si el metal sigue subiendo, las perspectivas para estas compañías podría ser positivo hacia adelante.

En lo que va del año, el oro sube un 30% mientras que el índice de mineras (GDX) muestra un avance del 39%. Las principales compañías dentro del índice se encuentran Newmont que gana un 56% en el año, Barrick Gold, Franco Nevada y Wheaton Precious Metals que suben un 54%, 48% y 77% respectivamente. Hay casos de acciones que suben mucho más como el caso de Gold Fields o Kinross que ganan 96% en el 2020. Solo la peruana Buenaventura opera con perdidas en 2020, cayendo 14% en el año.

Los analistas de Schroders señalaron que para los productores de oro, las condiciones operativas actuales son excepcionalmente buenas y contrastan con las de 2011, momento en el cual el oro alcanzó su techo histórico previo.

Por el lado de los ingresos, los precios del oro están siendo impulsados por una demanda comprensiblemente fuerte de oro como cobertura. Mientras tanto, los costos operativos permanecen ampliamente bajo control y las medidas adoptadas por las gerencias en relación al gasto de capital a gran escala siguen siendo conservadoras. Esto está generando márgenes operativos récords y una generación récord de flujo de efectivo, lo que probablemente a su vez desencadene aumentos sustanciales en las distribuciones a los accionistas , anticiparon.

Respecto a las mineras Carpintero advierte que hay que tener cuidado a la hora de comprar estas compañías ya que no es lo mismo una minera que comprar oro.

“A nivel riesgo, las mineas tienen mucha más volatilidad que el oro en si mismo. Sobre todo en mineras un poco más chicas y tiene una volatilidad muy elevada. Si el oro llegase a tener un recorte desde estos niveles, es probable que quien compro oro probablemente sufra , estimó el portafolio manager de Nash Inversiones.

Tags relacionados

Más de Finanzas Mercados

Noticias del día
Mercado

El Tesoro de Joe Biden no devaluará al dólar

El Tesoro de Joe Biden no devaluará al dólar
La designada Secretaria del Tesoro, Janet Yellen, sostendría en el Senado que no se propone generar competitividad a través del manejo de la cotización de la moneda. A su juicio, sería tarea del mercado

Cronista y Reuters

Compartí tus comentarios