El mercado ve un equipo de prestigio pero teme por la magnitud del desafío

Los funcionarios nombrados inspiran confianza, credibilidad y profesionalismo para desempeñar una tarea difícil como es salir del cepo cambiario con pocas reservas. Se aprecia que sean interlocutores experimentados y que no prime sólo el amiguismo

Los funcionarios que nombró el presidente electo, Mauricio Macri, son muy bien vistos por el mercado, no sólo por la idoneidad para salir de la situación compleja en la que está inserta la macroeconomía, sino porque son profesionales, no solamente nombrados por amistad. Pero reconocen que el punto de partida -de escasas reservas, atraso del tipo de cambio y cepo cambiario- es difícil y que existen chances de que en la normalización se quemen políticamente. Para los jugadores locales, hay esperanza que a cargo de los entes reguladores también se nombre a profesionales.

"El contexto macroeconómico en que el gobierno actual entrega el país contiene problemas importantes que tienen que ser atendidos en forma urgente. En este contexto difícil, Macri ha tomado la decisión de poner a los mejores miembros de su equipo en la cancha, con el riesgo que lo primero que hay que hacer es un ajuste y que las figuras se quemen desde el punto de vista político", dijo Jorge Piedrahita, Ceo de Torino Capital. "Creo que es una administración muy profesional, de primera línea y recibirá todo el apoyo del mercado inicialmente. Luego veremos su desempeño. En términos generales, el mercado apuesta a favor de esta administración en forma masiva".

Alfonso Prat Gay, junto Pedro Lacoste y Luis Caputo, Federico Sturzenegger, Rogelio Frigerio, Susana Malcorra son los funcionarios que cayeron muy bien en el sistema financiero y a los inversores. En tanto, se considera también una señal de que el macrismo busca el profesionalismo al conservar a Lino Barañao y quizá a Miguel Galuccio.

En un banco local también se consideró un equipo de prestigio. "Por el equipo, estamos en buenas manos. Son experimentados, saben cómo funcionan las variables, tienen contactos afuera, el equipo de Prat Gay puede hablar con bancos de inversión de primer nivel. El problema es cómo se resuelve semejante embrollo económico en este momento. En estas manos, confío que lo van a hacer pero queda un poco de incertidumbre, porque obviamente la situación es difícil", dijo el directivo de un banco local. "Se viene una época de racionalidad. Pero el problema es liberar el cepo para volver a crecer, y hay que hacerlo bien".

Según dijo el ejecutivo de un banco brasileño, "Argentina tiene un problema más de liquidez que de solvencia. No debería tener problemas en resolverlo siendo creíble y confiable. El equipo es sólido y genera confianza. Uno presupone que va a haber gente que no estará por amiguismo sino por calidad". Y agregó: "Si tenes que someterte a una operación, que te opere el mejor. No porque sea difícil, se la das a cualquiera suponiendo que el primer ministro no dura por el ajuste. Al poner a Prat Gay, apuntan a hacer las cosas bien y a seguir".

Para el estratega cambiario de Bank of America Merrill Lynch, Ezequiel Aguirre, la mayoría de los integrantes del equipo económico está dentro de los esperados. "Prat Gay es especialmente bien visto por los mercados porque apunta a liberalizar el mercado de monedas y a un tipo de cambio único, un sistema que usan todos los países del mundo. Y Sturzenegger es alguien respetado por su gestión en el Banco Ciudad y su formación como economista, alguien que tiene ideas que apuntan a un país normal", dijo. "Preocupa con cuántas reservas realmente disponen en el Banco Central", agregó.

Reguladores

Respecto de la gestión del Banco Central como regulador, el banquero local consideró que Sturzenegger, a diferencia de las gestiones anteriores, entiende cómo funciona el sistema financiero. "Microeconómicamente es gente que entiende la lógica y con la que vas a poder hablar. Podés o no compartir las ideas, pero saben el daño o la ayuda que están haciendo", dijo.

Pero falta nombrar al resto de los reguladores, que no es un tema menor para bancos, aseguradoras, fondos comunes de inversión y agentes de bolsa. "Faltan definir funcionarios en los reguladores. La expectativa es creciente, que si se mostró a un número uno que convalida lo que se estaba esperando, el número cinco también", dijeron en un fondo. "Que haya una relación entre sector público y privado más fluida y que beneficie a todos", pidió.

Piedrahita no dejó de señalar que "hay algunas cosas que generan suspicacia, como el hecho de que haya mucha gente del colegio Cardenal Newman que forma parte del nuevo gobierno. Hay otra gente profesional, pero en el balance de la decisión tiene sentido nombrar a uno que uno conoce".

Tags relacionados
Noticias del día