EL SIMPOSIO DE BANQUEROS CENTRALES SE LLEVA A CABO ENTRE EL JUEVES Y EL S BADO EN ESTADOS UNIDOS

El mercado espera señales de Yellen y Draghi en la cumbre de Jackson Hole

Los inversores quieren saber si la Fed subirá la tasa este año y si el BCE recortará las compras de activos. Yellen habla el viernes temprano y, poco después, lo hará Draghi

Los mercados están condicionados por la reunión de banqueros centrales, que comenzará mañana y culminará el sábado, a la que asistirán la presidenta de la Reserva Federal (Fed), Janet Yellen probablemente su última participación como jefa de la Fed, y el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi.

Bajo el lema "Promoviendo una Economía Dinámica y Global", el congreso económico que se celebra todos los años en la pequeña localidad estadounidense Jackson Hole, Wyoming, y en el que estará presente también el presidente del Banco Central (BCRA), Federico Sturzenegger, tiene especial relevancia para los inversores porque se espera algún tipo de declaración, sea de Yellen o de Draghi, que dé la pauta sobre si Estados Unidos podrá seguir subiendo la tasa de interés en lo que queda del año o si Europa finalmente rebajará su nivel de compra de activos (y con ello dé comienzo a la retirada de estímulos).

Cabe recordar que mientras que la Reserva Federal realizó ya cuatro alzas desde diciembre del 2015, para ubicar a la tasa de referencia entre 1 y 1,25%, el BCE llevó, en marzo de 2016, las tasas a un mínimo histórico de 0% desde el 0,05% en el que se encontraban desde septiembre de 2014.

La expectativa es aún mayor por la cercanía del Consejo de Gobierno del BCE, el 7 de septiembre, y el Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC por sus siglas en inglés), el 20 del mismo mes. Yellen hablará el viernes a las 8 de la mañana, hora local, mientras que Draghi dará su discurso horas después, ese mismo día, a las 13 horas.

Aunque la ansiedad del mercado es palpable, existen dudas sobre cuántas señales darán los banqueros. "Las expectativas del evento se han enfriado. Parece que Draghi se ceñirá al guión del coloquio. La sorpresa podría venir por el lado de la Fed, cuyo enfoque mucho más cauto ha reducido la probabilidad de nuevas alzas este año. Yellen podría hacer referencias a las previsiones de inflación de la Fed y dar alguna pista sobre las alzas", señalaron desde Bankinter a un medio español.

En tanto, analistas de Deutsche Bank afirmaron a la prensa europea que "la Fed debería ser más importante que el BCE", porque, según sus cálculos, si la inflación de EE. UU. sigue manteniéndose más débil de lo esperado se difuminaría la posibilidad de otra suba de tasas en diciembre.

El especialista en mercados internacionales Luis Palma Cané comentó que Jacskon Hole "siempre ha sido un simposio en el que, de alguna manera, los banqueros centrales aprovecharon para dar algunas definiciones importantes" sobre los temas que más preocupan al mundo. "Creo que hay seguir muy de cerca temas claves como la reabsorción de la liquidez inyectada por las políticas de relajamiento monetario, la inflación, las tasas de interés y el crecimiento global. No sé si lo harán, pero deberían mencionar estos temas para dar un poco más de precisión", opinó.

El experto recordó además el anuncio del ex jefe de la Fed en Jackson Hole. Es que fue en el encuentro de 2011 que Ben Bernanke lanzó la tercera secuencia del programa de expansión cuantitativa (QE3). Por su parte, en 2014, Draghi prácticamente anunció en su discurso la puesta en marcha del mismo programa de estímulos, pero en versión europea.

Tags relacionados

Más de Finanzas y Mercados