Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

El mercado empieza a apostar a que lo peor quedó atrás para el petróleo

El crudo avanzó ayer 3% y acumula una suba del 16% en las últimas diez ruedas, pasando de niveles de 39 dólares hasta los valores actuales de 45,80 dólares

El mercado empieza a apostar a que lo peor quedó atrás para el petróleo

En el feriado argentino no hubo descanso en Wall Street y los principales índices bursátiles volvieron a finalizar en máximos históricos tanto para el SP&500 como el Dow Jones. El índice tecnológico Nasdaq100 también se encuentra en máximos históricos, superando por primera vez los niveles vistos en el año 2000 previos al estallido de la burbuja de las punto com. Luego del Brexit los índices europeos han extendido el avance y en su mayoría se ubican todos en valores previos a tal evento y suben un 15% promedio desde fines de junio. Ahora, si bien estas subas son importantes, es el petróleo el que mayor atención genera por estos días.

Lo cierto es que el crudo subió ayer un 3% y acumula una suba del 16% en las ultimas 10 ruedas operativas pasando de niveles de 39 dólares hasta los valores actuales de 45.80 dólares. Si bien las voces respecto del futuro del petróleo aún se mantienen divididas, cada vez son más los bancos y analistas internacionales que se colocan del lado comprador del crudo al sostener que lo peor ya ha pasado para el WTI y el Brent.

Probablemente estemos frente a semanas de elevada volatilidad para el mercado petrolero ya que se espera que la OPEP retome las negociaciones para congelar el nivel de producción que permita estabilizar el precio del crudo. El próximo mes la OPEP se reunirá con productores que no forman parte de tal organización y se espera un compromiso en ese sentido. Por estos motivos es que hemos visto subas en las últimas semanas en el petróleo y dicha recuperación refuerza las chances de que el avance actual continúe en los próximos meses buscando niveles superiores para colocarse nuevamente por encima de los máximos previos de 52 dólares e incluso con chances de ver alzas de mayor importancia en el mediano plazo, regresando a los 62 dólares, máximos de junio de 2015.

Ahora bien, llevando tal escenario al contexto local, es importante señalar que es sabido que el Merval muestra un elevado componente relacionado con el petróleo por la ponderación sobe el índice de acciones como Petrobras, YPF y Tenaris y por ende, la evolución del crudo no deja de ser un factor clave para poder definir el futuro de la bolsa local. Estas acciones suelen acompañar bien la evolución del petróleo aunque por momentos pierden correlación. De hecho Petrobras no ha generado una buena correlación de largo plazo con el WTI ya que la acción ha sufrido caídas mucho más abruptas y de mayor longitud en términos temporales dado que ha sido castigada por sus propios conflictos políticos y económicos que sufre nuestro vecino Brasil. Actualmente la acción se encuentra avanzada en la recuperación respecto del petróleo.

Respecto de YPF vemos que tampoco ha mostrado una correlación sostenida a lo largo del tiempo y en estas últimas semanas la acción no ha generado subas importantes pese a que el crudo ha logrado avanzar posiciones y mucho tiene que ver el débil balance conocido días atrás. A nivel internacional, una buena opción para especular con acciones en forma diversificada a una recuperación del petróleo puede ser el armado de posiciones compradas en el índice del sector Energy Select Sector SPDR ETF (XLE), que también ha recuperado posiciones en las últimas semanas y con un buen retorno anual, de la mano de la suba del WTI.

Es lógico que las acciones no acompañen al crudo de forma pareja en forma constante aunque tienen potencial en una inversión de mediano plazo. Esto se da ya que el petróleo pudo haber visto lo peor del ajuste de largo plazo que sufre desde los máximos de 110 dólares de 2013 y por eso es que hay en este tipo de acciones un atractivo adicional.