Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

El mercado de bonos basura busca un horizonte luego de Trump

El mercado de bonos mundial se encuentra transitando momentos de elevada volatilidad, generando importantes suba de tasas a nivel global y caída de los precios de dichos bonos.

El mercado de bonos basura busca un horizonte luego de Trump

Los bonos a nivel global han mostrado importantes niveles de volatilidad, generando baja de precios y suba de tasas. El segmento High Yield no ha sido exento. A nivel corporativo las bajas han sido más moderadas y hemos visto rebotes en las últimas ruedas. En cambio a nivel corporativo en emergentes la debilidad se mantiene. A nivel municipal, la realidad y el panorama luce más sombrío. Se puede ver esto como una oportunidad de compra de mediano y largo plazo y el mercado ha empezado a apostar en ese sentido.

El mercado de bonos mundial se encuentra transitando momentos de elevada volatilidad, generando importantes suba de tasas a nivel global y caída de los precios de dichos bonos. Ya no es novedad la gran suba que ha mostrado la tasa del tesoro americano a 10 años de EEUU, la cual supo pasar de 1.80% antes de la victoria de Trump y se ubica actualmente cotizando en 2.30%. Esto representa una fuerte corrección en el precio de los bonos, sobre todo aquellos que muestran riesgos mayores ya sea por su calificación crediticia como por su duration, siendo los bonos con vencimientos más largos, los más sensibles a movimientos de las tasas a nivel mundial.

Por ello es que los bonos de emergentes ha generado fuertes ajustes en toda la curva de renta fija, subiendo un escalón al costo de endeudamiento de dichos mercados. Lo mismo le ha ocurrido al mercado de bonos basura (High Yield) y dichos activos han sufrido importantes bajas, generando un incremento de la volatilidad de corto plazo, sobre todo a partir del resultado electoral en EEUU y de la suba de la 10y en las últimas ruedas. La proximidad de la decisión de política monetaria de la FED a mediados de diciembre también genera nerviosismo en dicho mercado ya que ante un incremento en el costo de dinero implicaría también un incremento en el costo de refinanciar la deuda emitida, elemento clave en bonos high yield.

De todos  modos, en aquellos rincones en donde algunos ven una crisis, otros ven una oportunidad y de las manos de la estabilización de la suba de la 10Y, el mercado de bonos high yield también ha logrado encontrar un equilibrio, al menos de corto plazo. Lo cierto es que el  movimiento de los precios de los bonos ha sido muy abrupto y exagerado permitiendo generar ganancias solo para aquellos que operan de corto plazo.

El ETF de referencia de bonos High Yield ha vivido momentos de elevado nerviosismo y volatilidad. Tal es así que el iShares iBoxx $ High Yield Corporate Bond ETF (HYG) supo caer en 5% entre los máximos de octubre hasta los mínimos pos-Trump. El mercado vio en dicha baja una oportunidad y rápidamente han entrado las órdenes compradoras colocándolo un 2.5% por encima de tales niveles. Esto significa que el temor inicial que percibió el mercado con la victoria de Trump ha sido reducido y dicha baja ha sido interpretada como una oportunidad de compra.

Ahora bien, si bien a nivel corporativo se han dado rebotes desde los mínimos,  a nivel gubernamental y sobre todo a nivel municipal, el panorama es mucho más sombrío. Para buscar bonos gubernamentales high yield habrá que buscar en bonos que no califican para las calificadoras como Investment Grade, mayormente encontrados en el segmento de mercados emergentes y frontera. El iShares Emerging Markets High Yield Bond ETF supo caer un 7.3% en dólares desde los máximos de octubre hasta los mínimos de noviembre pasado, luego de las elecciones y ha recuperado un 2% desde los pisos. Aun se ubica lejos de los máximos y el movimiento ha sido muy violento y directo.

 El segmento que más ha sufrido en las últimas semanas ha sido el municipal con bonos mostrando caídas superiores al 10% y en promedio han generado pérdidas del orden del 8.80% en dólares desde los máximos de agosto pasado. Justamente el ETF de bonos municipales, VanEck Vectors High-Yield Municipal Index ETF (HYD) ha perdido un  8.80% en las últimas semanas desde los máximos de agosto y no ha logrado aún recuperarse de dichas caídas y se ubica actualmente en niveles de 2015. En el último mes los bonos municipales perdieron todo lo ganado en un año.

Pese al panorama de incertidumbre actual, parte del mercado cree que esta baja puede ser entendido como una oportunidad de compra, más aun en posiciones de mediano y largo plazo y si bien las tasas se pueden ubicar en niveles superiores, aun nos encontramos en un mundo en el cual la tasas de los activos de renta fija se encuentran en mínimos y la necesidad de generar rentabilidad continua siendo intacta para el mundo inversor. Tarde o temprano verán nuevamente a estos activos como una nueva oportunidad. Quizá sea prematuro sugerir que la corrección ya quedo finalizada o que la 10Y ha frenado la suba en estos máximos pero el dato positivo de este nuevo contexto es que  dichos movimientos bajistas de los precios de los bonos han despertado nuevas  oportunidades de compra y posicionamiento de largo plazo en el mundo inversor.