Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

El juicio político a Rousseff quedó en duda y el mercado brasileño se pinchó

El real marcó su mayor caída intradiaria en cinco años, aunque repuntó cuando el Senado descartó la suspensión del proceso que había dictado Diputados

La decisión del presidente interino de la Cámara de Diputados de Brasil, Waldir Maranhão, generó un revuelo en el mercado. El funcionario invalidó las sesiones en las que los diputados aprobaron el pedido de impeachment a la presidenta Dilma Rousseff el mes pasado y el Bovespa llegó a hundirse hasta un 3,5%. Sin embargo, al cierre el saldo fue levemente mejor: un 1,4% negativo.
Sucede que los inversores contaban con una salida de la jefa de gobierno, dado que el Senado iba a suspenderla este miércoles, por lo que la noticia aguó una celebración que ya acumula algunas semanas. El mercado quiere a Rousseff fuera de la presidencia, con la esperanza de que llegue un gobierno market friendly. El alivio llegó cuando el presidente del Senado, Renan Calheiros, desconsideró la decisión de Maranhao y dijo que planea seguir con el proceso de impeachment a Dilma.
Entre las acciones que más perdieron se encuentran las de Vale, que se desplomaron casi un 10%; por su parte, Petrobras Brasil descendió un 6%.
Precisamente, esta caída fue la que condicionó al mercado local, pero al igual que el Bovespa, el Merval logró recuperarse de lo que fue una rueda con mucha incertidumbre. Si bien el cierre del Merval fue un 1,4% abajo, el índice había llegado a retroceder hasta 3,2% tras conocerse el giro en el lucio político a Rousseff. La noticia alteró a los inversores locales, en especial a los de Petrobras Brasil -acción de más peso- quienes también apuestan a una salida de la mandataria para ver mejoras en la economía.
En terreno doméstico, el papel de la petrolera se hundió finalmente un 6,3%, aunque llegó a derrumbarse hasta 12,7%; así fue como acaparó gran parte de los negocios: un 37% de lo operado en acciones, $ 77 millones de un total de $ 206 millones.
Cabe señalar que el precio del petróleo volvió a caer, esta vez cerca de un 4%, por expectativas de que los inventarios de crudo volverán a crecer hasta alcanzar máximos récord. Por eso es que los papeles atados al sector, como Tenaris e YPF, bajaron 1,9% y 1,2%, respectivamente.
La tendencia negativa general de la jornada de ayer se contagió al resto de las acciones, a excepción del sector bancario. Las acciones de Galicia, Macro y Francés crecieron 2,9%, 2,5% 2,3%, en ese orden. Al respecto, el operador de Mayoral, Rubén Pasquali, explicó que los bancos "venían muy golpeados", no obstante dijo que los inversores creen que los balances de este sector podrían ser los que mejores resultados obtuvieran gracias al aumento de las comisiones y a la intención de presidente, Mauricio Macri, de fomentar la bancarización.
Por otro lado, el real también se movió al ritmo de las disputas políticas. La moneda de Brasil abrió a 3,49 por dólar y saltó a casi 3,68 por dólar, lo que significó la mayor caída intradiaria en cinco años, según medios brasileños. Igualmente, sobre el final de la rueda, el real terminó 3,52 por dólar, un rojo de 0,6%.