Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

El ingreso de capitales a acciones emergentes toca un máximo en casi un año

El ingreso de capitales a acciones emergentes toca un máximo en casi un año

Pese a los riesgos geopolíticos y económicos, los mercados emergentes continúan siendo un destino interesante para los capitales internacionales. Los flujos a acciones de mercados emergentes totalizaron u$s 2.100 millones la semana pasada, la cuarta consecutiva de balance positivo, y un nivel récord en casi un año, según Bank of América Merrill Lynch.

Los conflictos geopolíticos, la suba de tasas de la Fed, el dólar en zona de máximos históricos (por lo general perjudicial para las materias primas), así como la inestabilidad que produce la gestión de Donald Trump a nivel mundial son todos factores negativos para los mercados emergentes. Pero nada de esto está amenazando el ingreso de capitales a estos mercados, que se reactivó a comienzos de 2016 cuando el petróleo freno su bear market e inició una importante recuperación y las monedas de emergentes detuvieron su proceso devaluatorio.

Por ejemplo, el fondo de JP Morgan de bonos en dólares de emergentes (iShares J.P. Morgan USD Emerging Markets Bond ETF-EMB) ha logrado más que duplicar el total de sus activos en el último año, con un incremento de 132% ( u$s 4.247 millones en febrero de 2016 hasta los actuales u$s 9.879 millones). De esta forma, el fondo ha superado el récord de u$s 9.626 millones de octubre de 2016.

El índice de bonos emergentes en dólares se ubica en máximos del año, sube un 3,5% en el 2017 y está un 5,7% por encima de los mínimos registrados a comienzo de 2016. En el mismo sentido, los activos en los fondos de acciones de emergentes (iShares MSCI Emerging Markets ETF) crecieron 62% desde enero de 2016, pasando de u$s 18.306 millones a u$s 29.650 millones. A diferencia del índice de bonos, el total de activos administrado por el fondo aún se mantiene debajo de los máximos alcanzados en octubre de 2016 (u$s 31.218 millones).

Al igual que el índice de bonos, el ETF de acciones de mercados emergentes actualmente se ubica un 41% por encima de los mínimos registrados a comienzo de 2016.

El hecho de que los activos de emergentes se ubiquen en territorio positivo es una novedad ya que es algo que no ocurría desde 2012. Lo llamativo es que los emergentes lograron iniciar semejante recuperación junto con el inicio del proceso de suba de tasas de la Fed, que decidió en diciembre de 2015 elevar el costo del dinero un cuarto de punto, pasándola del rango de 0-0,25% a 0,25-0,5%.

El ajuste se repitió en diciembre de 2016 y en marzo de 2017 y en cada oportunidad los emergentes extendieron la recuperación. El dato clave en este sentido es que el mercado entiende que la suba de tasas no tiene marcha atrás pero que la velocidad del proceso jugará a favor de los mercados emergentes, dándoles el tiempo suficiente como para adaptarse al nuevo contexto de tasas.