Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

El fallo de la Corte puede ser señal de compra de energéticas

El fallo de la Corte puede ser señal de compra de energéticas

La semana que pasó fue sin dudas una de las más difíciles para el gobierno en cuanto a lo político ya que la Corte Suprema de Justicia de la Nación falló en contra del aumento de tarifas de gas para clientes residenciales por considerar que se deberían haber realizado audiencias públicas. El gobierno de Mauricio Macri asimiló el golpe y rápidamente llamo a audiencia pública no solo para el gas sino también para la electricidad.

El fallo de la Corte y la imposibilidad de avanzar sobre el ajuste tarifario argentino complica sin dudas el escenario económico no sólo para éste 2016 sino para los próximos años y ataca el logro de objetivos relacionados con la reducción del déficit publico así como también con las políticas anti inflacionarias que se intenta llevar desde el Banco Central y el Ministerio de Hacienda y Finanzas.

Pese al freno, lo importante para destacar es que el mercado accionario absorbió el golpe de una forma bastante saludable al no evidenciar ajustes importantes a lo largo de las últimas ruedas. El resultado en las acciones ha sido dispar pero los valores no reflejan caídas abruptas que hagan pensar con un sell-off importante. Si bien el golpe inicial causó bajas elevadas, el saldo semanal para Pampa fue de un 7% en rojo, Transportadora de Gas del Sur un 2% en negativo mientras que Edenor finalizo en Wall Street con una suba de 4%. En el mercado local el resultado fue similar, con iguales disparidades entre las acciones del sector aunque en la mayoría de los casos no hemos visto un saldo semanal con caídas abruptas, típicas de un evento inesperado sino más bien con movimientos típicos del mercado corrigiendo desarbitrajes internos del sector. Las acciones de Pampa se encuentran mucho más avanzadas en la secuencia alcista de mediano plazo respecto de acciones como Edenor, Transener, Transportadora de Gas del Sur, entre otras y por ello es que probablemente haya sido una de las que más cayó. Es quizá la más vulnerable hoy en día a generar bajas más importantes en contraposición con las demás emisoras dentro del panel local.

Ahora bien, pese a las complicaciones políticas y económicas que genera este nuevo escenario relacionado con el ajuste tarifario, hay sin dudas un mensaje detrás y que sigue siendo alentador. El mensaje en cuestión es que el Gobierno se encuentra trabajando en solucionar la crisis energética. El primer indicio positivo es que el Gobierno reconoce la existencia de una crisis y el segundo mensaje es que se encuentra embarcado en un camino que tiene como meta tratar de solucionar el problema. Es cierto que las formas en las cuales ha intentado solucionar el conflicto han sido equivocadas y en caso extremas, con subas salvajes que complican la economía domestica pero, desde el lado bursátil el mensaje sigue siendo que el Gobierno trata y seguirá intentando solucionar el problema.

Seguramente este nuevo contexto lleve a que la solución de los déficits energéticos sean más prolongados en el tiempo respecto de cómo el Gobierno tenía pensado, a la vez que los planes para financiar tales déficit deberán provenir de fondos que hasta ahora se pensaba destinar a otras aéreas de la economía argentina.

Pese a todo ello lo importante a seguir resaltando es que, con sus aciertos y sus errores, hay un Gobierno que reconoce el problema y que trata de solucionarlo. El buen dato para las acciones es que, de seguir así, tarde o temprano se llegara a una solución y que las empresas del sector se verán beneficiadas de tal resolución y que por lo tanto pueden seguir siendo una alternativa de inversión para inversores arriesgados. El buen dato de esta marcha atrás que le impuso la Corte al gobierno, es que con esta medida se corregirán desarreglos que hasta hoy no se tenían en claro ya sea cuanto debía pagar cada usuario y cuanto iba, al fin de cuentas, a cobrar la empresa. Con lo cual, el saldo de esta crisis judicial es positivo ya que se consolida las instituciones, se arreglan puntos grises que existían producto de una mala praxis en el Gobierno para la solución del conflicto y se permite continuar trabajando para resolver el déficit.

Para el inversor bursátil todos estos datos son elementos positivos que continúan permitiendo pensar en que las acciones del sector pueden seguir siendo una alternativa potable para una inversión de mediano y largo plazo. Es muy probable que este sea el motivo por el cual no vimos caídas abruptas en las acciones del sector luego del fallo de la corte.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar