U$D

JUEVES 21/03/2019

El euro sufrió la mayor baja diaria en un mes porque el BCE mantuvo la tasa

El euro cerró en u$s 1,164 con una baja de 0,7% luego de que el jefe de la BCE, Mario Draghi, no mostrara ningún indicio sobre un fin acelerado del programa de estímulo

El euro sufrió la mayor baja diaria en un mes porque el BCE mantuvo la tasa

El euro sufrió ayer su mayor caída diaria en un mes porque el Banco Central Europeo (BCE) se aferró a su política monetaria expansiva y no apuntó a ningún cambio en su calendario para alejarse de su política de tasas de interés ultrabajas y poner fin a su programa de compra de bonos.

La moneda común perdió un 0,7%, a u$s 1,1642, y un 0,5%, al cerrar en 129,480 yenes. La última vez que el euro registró una caída similar fue el 27 de junio, cuando cerró 0,8% abajo contra la moneda estadounidense.

El presidente del BCE, Mario Draghi, dijo ayer en una conferencia de prensa, tras la decisión de política monetaria, que confiaba en que la inflación regional lograría el objetivo del 2% de la entidad, y que el aumento de aranceles y otras barreras comerciales perjudicaría el crecimiento del bloque económico de 19 miembros.

"Draghi definitivamente adopta un enfoque pesimista", dijo Chuck Tomes, analista de inversiones senior de Manulife Asset Management. "Está centrado en el entorno actual en el que le preocupa el comercio", agregó.

Mirá también

A pesar del boom de las fintech, los millennials prefieren el efectivo

Más del 80% de los jóvenes de entre 21 y 34 años afirmó que prefiere pagar con cash antes que con cualquier otro medio electrónico de pago. No es por poco acceso a la tecnología: un estudio de la consultora D´Alessio encuentra la baja bancarización y la falta de información como los dos principales desafíos a sortear para que la economía digital crezca en los próximos años

La reticencia de Draghi persistió luego de una reunión del miércoles entre el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el jefe de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, en la que acordaron reducir las barreras comerciales para evitar un enfrentamiento.

El jefe del BCE reafirmó los planes para finalizar el programa de estímulo de 2,6 billones de euros este año y mantener las tasas en su nivel más bajo hasta el verano de 2019. Tanto el uso amplio del término "verano" como el resto de su discurso dieron lugar a interpretaciones divergentes.

Según el experto en mercados internacionales Luis Palma Cané, el euro cayó porque como la Reserva Federal está subiendo la tasa y absorbiendo oferta monetaria había cierta esperanza de que en Europa se acelerara el aumento de la tasa, sin embargo, Draghi no solo enfatizó en que la tasa se mantendrá en un mínimo, sino que además reafirmó la continuidad del programa de compra y agregó que se reinvertirán los intereses de esos bonos; lo que implica más expansión.