U$D

Dólar Banco Nación
/
Merval

El equivalente a dos tercios del apoyo del FMI ya salió de las reservas

Desde el 22 de junio, día del desembolso de u$s 15.000 millones del FMI, las reservas pierden u$s 10.600 millones. Las subastas de divisas explican buena parte de esa caída. Pero se empiezan a sumar otros factores como demanda de billetes minoristas y pagos de deuda. El viernes, la salida de billetes del sistema y arbitrajes con futuros restaron más de u$s 1100 millones

El equivalente a dos tercios del apoyo del FMI ya salió de las reservas

Las reservas del Banco Central (BCRA) cayeron u$s 10.613 millones desde el 22 de agosto pasado, día en que entraron los u$s 15.000 millones del primer tramo de asistencia del FMI. Las divisas se fueron de las arcas de la entidad que conduce Luis Caputo principalmente por las subastas de dólares del Tesoro y el banco con las que se buscó mantener la calma cambiaria y desarmar el stock de Lebac.

El viernes, las tenencias internacionales sufrieron un nuevo golpe: salieron u$s 1133 millones para cerrar en u$s 52.661 millones como resultado de las subastas oficiales, el apetito minorista por billetes y arbitrajes con futuros. La virulenta reanudación de las turbulencias cambiarias en agosto hizo que las tenencias del BCRA se redujeran a toda velocidad. El mes que terminó el viernes cerró con una baja de u$s 5335 millones.

Se necesitaron apenas 2 meses y unos pocos días para que saliera el equivalente a dos tercios del primer desembolso del Fondo. El último capítulo de esta sangría se vio el viernes pasado, día en el que a pesar de que se vendieron sólo u$s 250 millones del BCRA en el mercado cambiario la pérdida de reservas fue de u$s 1133 millones.

Además de lo volcado al mercado hubo un pago a organismos internacionales por u$s 25 millones y otros conceptos menores. El resto de la pérdida, unos u$s 875 millones, se explicó por distintos factores propios de días convulsionados.

Según voceros de la autoridad monetaria ese día pesaron importaciones de dólares de las corresponsalías de bancos en el exterior. Cuando la demanda por billetes es grande e incluso -como reportaron varios bancos- hay retiros de depósitos de ahorristas asustados, es común que las entidades deban importar billetes. Lejos de las fantasías de fuga física: en estos días los aviones entran al país cargados de billetes verdes, los mismos que exportan dinero al exterior en tiempos de mayor oferta, como en el blanqueo.

El viernes, además, pesó un rulo financiero. Con tasas de futuros al 35%, rendimientos de bonos en pesos al 60% y crédito en dólares al 3%, se abrió una ventana de oportunidad para un arbitraje que también sacó dólares encajados en el BCRA.

"Está relacionado con arbitraje de dólar spot y futuro, dependiendo de cómo da el arbitraje de tasas", resumieron desde la calle Reconquista.

Pero estas nuevas preocupaciones se suman a otros factores que también vienen golpeando las tenencias de la entidad.

El primero fue el proceso de subastas que hizo el BCRA con dólares que hacienda recibió del Fondo entre la llegada del préstamo y el 13 de agosto.

Subastó alrededor de u$s 3200 millones, que llevaron a niveles récord los depósitos en pesos del sector público. Quedan guardados para ir enfrentando necesidades del fisco (aunque perdieron buena parte de su valor en moneda dura por el salto de la divisa). Cuando Hacienda dijo suficiente con tantos pesos, el BCRA empezó a subastar dólares propios.

Por otro lado, afectaron vencimientos de Letes que no se lograron renovar del todo, intereses de deuda y hasta la compra de dólares al BCRA por parte del Tesoro (arrancaron el 14 de agosto y se mantuvieron casi a diario hasta el 29 del mes, último dato disponible) para enfrentar pagos no programados. Ejemplo: hubo que repagar parte del repo que había tomado el fisco el año pasado para sumar reservas, ya que los bonos puestos en garantía perdieron mucho valor.

Por todo esto, "otras operaciones del sector público" fue el factor que más explicó la salida de divisas, con u$s 8468 millones en total.

El mes pasado Caputo obtuvo el OK del FMI para sacrificar reservas a cambio de desarmar Lebac, vendió algo menos de u$s 1000 millones en los dos días posteriores. Desarme y devaluación mediante, al menos, el stock de Lebac pasó de valer u$s 37.762 millones el 22 de agosto a pesar u$s 15.830 millones en el pasivo del BCRA.