Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

"El equipo ha sido muy hábil en limitar la emisión en este monto"

En Nueva York hay un frenesí por la Argentina. El interés de los inversores es impresionante, la da la sensación de que el bono a 10 anos va a lograr salir con una tasa más cercana a 7,5% que a 8%. Incluso, este bono va a estar sobresuscripto dos veces.

Finalmente, la emisión será de u$s15.000 millones, con lo que para hacer frente a los vencimientos de este ano, el Gobierno va a necesitar algo de financiamiento adicional en el mercado local, calculamos unos u$s2.000 millones más, dado que no volvería al mercado internacional en 2016. 


Esta emisión va a poner una buena referencia para futuras colocaciones provinciales, que saldrían al mercado con u$s150 millones promedio por encima del bono soberano. 


El entusiasmo de los inversores depende del momento en el que Argentina vuelve al mercado. El timing ha sido muy afortunado: los mercados emergentes en un contexto favorable, con un Banco Central Europeo muy expansivo y pocas emisiones recientes.

El equipo de Prat Gay además ha sido muy hábil en limitar esta emisión a u$s15.000 millones, para dar la sensación de escasez de papel, por mas que sea una colocación récord.

Todos están buscando yield con una buena historia, con potencial ganancia de capital, y esto se los da, por mas que conocen los riesgos.