Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

El empuje de los bonos en pesos

Juan José Vázquez, jefe de Research de Cohen, sugiere una cartera con foco en renta fija. Cree que un cliente de perfil conservador no debería aventurarse en un mercado de acciones sin buenos puntos de entrada. Qué peso le daría a cada activo y por qué.

El empuje de los bonos en pesos

Juan José Vázquez, Jefe del Departamento de Research de Cohen, es optimista con el mercado local aunque alerta sobre algunos riesgos correctivos. El armado de la cartera, explica, busca alcanzar un promedio de duration de 4 a 5 años mediante una diversificación de bonos y activos largos así como el posicionamiento en títulos y fondos de inversión con un vencimiento menor.

Respecto de la coyuntura, Vázquez sostiene que una de las variables más importantes a seguir que podrían afectar a los bonos locales y sobre todo a los de mayor vencimiento es la evolución de la tasa de 10 años americana. "El spread respecto de bono alemán a 10 años está en niveles históricos", apunta. El spread entre ambos se ubica en torno a los 200 puntos básicos y eso no se ve desde hace más de una década, demostrando las distintas políticas que intentan llevar a cabo los distintos bancos centrales.

Así, uno de los componentes que ponen en riesgo a los bonos argentinos es un potencial rally de la tasa del bono del Tesoro aunque el spread entre EE.UU. y Alemania contiene una mayor suba de la tasa americana y mientras la mayoría de los bancos centrales sigan con programas de expansión cuantitativa, continuaremos viendo resistencia a que se dispare.

Otro de los riesgos globales que se muestra contenido está relacionada con los precios del petróleo que en una visión de mediano y largo plazo ha logrado estabilizarse.

A su vez, el dinero liberado luego d el blanqueo y la pronta liquidación agropecuaria juegan a favor para continuar especulando con un carry en pesos por lo menos hasta mediados de año.

Finalmente, con un riesgo correctivo en Wall Street elevado, desde el lado de acciones Vázquez se muestra cauteloso a la espera de un ajuste que puede venir por cuestiones locales como las primeras encuestas electorales o datos macro no esperados o por un ajuste en Wall Street, que viene de una racha alcista muy importante.

Vázquez aclara que en Cohen armaron una cartera de activos de renta fija enfocada para los próximos 3 meses. Y explica:

- Un 15% de la cartera la destinamos a posicionamiento en Lebacs 35 días o FCI Cohen Renta Fija t+1.

- Un 35% de la cartera en FCI Cohen Renta Fija Plus. En instrumentos de renta fija en pesos actualmente lo más atractivo pasa por ON corporativas, fideicomisos clase B o letras o bonos provinciales que dada su iliquidez creemos conveniente canalizarla por este medio. Justamente, el fondo Cohen Renta Fija Plus posee los 80% de su cartera en Lebacs, Letras Provinciales, sintéticos de tasa en pesos y fideicomisos que devengan en promedio una tasa Badlar + 400 puntos, y el resto en instrumentos en dólares.

- Un 20% de la cartera nos posicionamos en bonos soberanos en dólares tales como el DICY o DICA que cotizan 45 puntos básicos por encima de la curva soberana argentina rindiendo 7,47% con una duration de 7,6.

- Otro 15% la destinamos a bonos dollar link: En el caso de soberanos como el AS17 o AM18 rinden 4,5% y 4,1%, mientras que los sub-soberanos como los denominados PUO19 o BDC19 rinden entre 6,66% y 5,88% respectivamente a los valores actuales del tipo de cambio. En todos los casos la duration de esta estrategia es menor a 1,2.

- Finalmente, el 15% restante buscaríamos bonos subsoberanos en dólares principalmente en el tramo medio de la curva. La Provincia de Buenos Aires debería ser beneficiada con la reforma tributaria integral en 2018 y sus bonos mas líquidos cotizan con un spread de hasta 130 puntos básicos versus la curva soberana (Los bonos atractivos son los PMB24, PBJ27 o BP28). A su vez, tanto Mendoza y Córdoba resultan interesantes dado su riesgo y rendimiento (PMY24, CO21 & CO24).

En cuanto a activos de renta variable, si bien hay alternativas interesantes en el mercado local recomendamos para aquellos clientes conservadores esperar mejores puntos de entrada, ya que en general vemos al índice Merval relativamente bien "priceado", sujeto a posible toma de ganancias generadas en los mercados internacionales.