Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

El dólar toma temperatura: saltó $ 15,5 centavos y cerró a $ 15,70

Una menor oferta de divisas, acompañada por la anticipación de que el BCRA volvería a bajar las tasas, ayer impulsaron las compras. En lo que va de noviembre, la moneda estadounidense subió un 3,6%, tercera suba mensual tras el salto de 13% de febrero y de 7% en junio.

El dólar toma temperatura: saltó $ 15,5 centavos y cerró a $ 15,70

Luego del feriado del lunes, el dólar comenzó la semana hábil con un salto de 13 centavos en el segmento minorista para cerrar en $15,88, su mayor registro desde febrero de este año.

El mercado cambiario volvió a la actividad luego de una pausa de casi cinco días – el jueves y viernes pasado casi no cotizó por el feriado del día de Acción de Gracias en Estados Unidos– y una fuerte demanda en el segmento mayorista hizo que saltara 15,5 centavos hasta los $15,70.

"En una rueda que tuvo un moderado volumen negociado, la divisa norteamericana operó con tono demandado y sostenido debido al empuje de la demanda que no encontró una respuesta adecuada del lado de la oferta de exportadores e inversores", explicó Gustavo Quintana, de PR Corredores de Cambio.

En total, ayer se operaron u$s 365,083 millones en el mercado de contado y otros u$s 35,5 en el segmento de futuros, sin que se haya detectado actividad del Banco Central en todos los segmentos.

"La escalada alcista se mantuvo constante a lo largo de todo el desarrollo de la sesión y se acentuó con mayor intensidad en la última hora de operaciones, lapso en el que el tipo de cambio alcanzó a tocar máximos en los $ 15,70 por unidad", agregó.

Las empresas exportadoras de cereales, oleaginosas y derivados liquidaron unos u$s 342 millones la semana pasada, según indicaron las dos cámaras empresariales que representan al sector. Esto representa un 17,2% del total liquidado la semana pasada.

Pero no sólo una menor oferta por parte del sector agroexportador hizo que la divisa tomara temperatura. Por un lado, la proximidad de fin de mes vuelca a los inversores a la compra para realizar cobertura de sus posiciones que vencen hoy. Pero además, la expectativa de una nueva baja de tasas de Lebac – que el Banco Central concretó y finalmente redujo en 50 puntos básicos para llevarla a 24,75%– movió a los inversores hacia el billete verde.

En el mercado también marcaron que la última flexibilización del BCRA, que permite a los bancos utilizar el stock de dólares del blanqueo de capitales para suscribir a emisiones de deuda del Tesoro, también movió la aguja durante la rueda.

Los bancos hicieron también "swaps cambiarios" por un poco más de u$s 90 millones, para tomar y colocar fondos en pesos, con uso de compra-venta de divisas en el mercado de cambios, a diferentes fechas de liquidación. El "call-money" cayó a 24,75% de tasa nominal anual.

"Los precios del dólar volvieron a tocar los máximos anuales registrados a fines de febrero y marcan un principio de cambio de tendencia que derriba los pronósticos de estabilidad que no anticiparon una corrección tan significativa para esta época del año", señaló Gustavo Ber, titular del Estudio Ber.
Por su parte, el blue ascendió un centavo a $ 16,10, su máximo en trece meses. En tanto, el "contado con liqui" saltó 14 centavos a $ 15,79.

Desde fines de octubre, el dólar avanza 3,6% por el "efecto Trump". Es la tercera mayor suba del año tras el salto de 13% de febrero y de 7% de junio.

Aún así, la depreciación del peso argentino (3,4%) frente al dólar no fue de las más fuertes de la región: en lo que va del mes, el peso mexicano cayó un 8,6% contra el dólar, el real un 5,86% y el peso colombiano un 4,83%.

La llegada del Republicano a la Casa Blanca impactó en las posiciones de los inversores, que eligen posicionarse en bonos en dólares en sus tramos cortos y medios para conseguir una mayor cobertura cambiaria.