Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

El dólar se hunde, se acerca a los $ 14 y derrumba a los contratos a futuro

El tipo de cambio se desplomó a $ 13,77 en terreno mayorista. Por su parte, los contratos a futuro hicieron lo mismo, siendo el plazo a diciembre el que más perdió, casi 20 centavos en comparación al viernes. Pero la tendencia ya lleva meses: el contrato a junio perdió $ 3 desde febrero

El dólar se hunde, se acerca a los $ 14 y derrumba a los contratos a futuro

El dólar mayorista volvió a trastabillar ayer, se hundió 8,1 centavos hasta quedar a $ 13,77 en una rueda en la que los bancos oficiales no participaron de la demanda. Bajo esta influencia, las pizarras lo ofrecieron a $ 14,16 para la venta. En tanto, en los futuros también se notó una rotunda baja: el contrato a diciembre se pactó en Rofex a $ 15,87, 18 centavos menos respecto del viernes.

Más allá de la profunda caída de ayer, la tendencia bajista ya lleva varios meses, comenzó a principios de marzo, cuando el 29 de febrero la moneda estadounidense había alcanzado un récord histórico de $ 16,10 y el Banco Central (BCRA) debió subir la tasa de las letras a 35 días al 38%. Esa estrategia golpeó a todos los segmentos: mientras que el 1 de marzo el contrato a fines de junio se pactaban en máximos de $ 17,10 en MAE ayer el mismo vencimiento se fijó en $ 14,10; es decir a $ 3 menos.

"El que entró en febrero y no cerró la posición probablemente vaya a perder $ 3 por cada dólar que compró, ya que es improbable que en un par de semanas la diferencia se achique", comentó una fuente de una mesa de dinero de la plaza porteña. No obstante, el especialista aclaró que la mayoría de contratos con vencimiento a fin de junio se negociaron antes de la devaluación: "Si el contrato se hizo cuando el dólar valía $ 10, aún con la corrección de $ 1,75 y pagando impuesto a las ganancias, todas consecuencias de lo que regaló (el ex jefe del BCRA, Alejandro) Vanoli, tendrán ganancia".

Cabe señalar que en la City estiman que "todavía quedan u$s 1950 millones abiertos para vencer a fin de mes".

El Central viene recortando desde hace varias semanas las tasas de las Lebacs –hasta ayer pagaba 34,25% a poco más de un mes–, sin embargo la divisa de EE.UU. sigue cediendo. Incluso para hoy también se espera una nueva rebaja de la tasa, un movimiento que igualmente no asegura que una quiebre en la tendencia bajista del tipo de cambio. Los operadores creen que recién cuando finalice la temporada de ventas de los exportadores y la tasa perfore el 30% podría llegar el repunte.

En ningún momento a lo largo de la sesión de ayer el dólar dio indicios de mostrar un comportamiento distinto al de los últimos meses. En el arranque, el dólar marcó un máximo de $ 13,80, un precio casi cinco centavos inferior al alcanzado el el viernes. "La oferta de dólares volvió a ser intensa y presionó hacia abajo la evolución de los precios haciéndoles tocar mínimos en $ 13,76 a media jornada", detalló Gustavo Quintana de PR Corredores de Cambio. En sintonía, agregó: "Difícilmente iba ser un día de recuperación".

En tanto, Fernando Izzo, de ABC Mercado de Cambios, destacó la presencia del Banco Nación en la punta vendedora, "por operaciones genuinas", pero aclaró que "ningún banco oficial intervino para mantener el tipo de cambio, dejándolo libremente a oferta y demanda".

Por su parte, el BCRA dijo que compró u$s 30 millones, no obstante, los adquiere en el mercado secundario, de manera que no afecta la evolución de la rueda.

En el volumen spot sumó u$s 400 millones mientras que lo operado en futuro en MAE fue de u$s 64 millones y en Rofex u$s 325 millones. Entre bancos predominó el roll-over de junio ($ 14,10) a julio ($ 14,42) a una tasa implícita de 27,61% anual.

En Rofex también se vio el mismo comportamiento, dado que casi el 80% fue roll-over de junio ($ 14,085) a julio ($ 14,44), con una tasa implícita de 30,66%.