Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

El dólar cayó a $ 13,80: buscan que fluctúe para que el campo liquide

La estrategia es que la divisa tenga oscilaciones. En la City ven un piso en $ 13,50, para que el agro no retenga la cosecha y un techo de $ 14,50 para evitar suba de precios

El dólar cayó a $ 13,80: buscan que fluctúe para que el campo liquide

Volatilidad. Esta es la palabra clave en el equipo económico. Darle volatilidad al dólar para que no sea una constante la suba, como supo suceder durante la era kirchnerista. Ayer fue una jornada con fluctuaciones, con la divisa cayendo 20 centavos a $ 13,80, lo que provocó, a su vez, un retroceso del blue de 7 centavos a $ 14,37. También cayó el dólar 10 centavos en el segmento mayorista para cerrar en $ 13,55, con un volumen negociado de u$s 300 millones, sin la intervención del Banco Central.


Los bancos están empezando a hacer buenos negocios con el segmentos de Cambios, ya que compran en el MULC a $ 13,45 y lo venden a minoristas a $ 13,80. En la City sostienen que la estrategia del Gobierno es mantener esta fluctuación en el tipo de cambio, con un piso en $ 13,50, para que el campo liquide y no retenga la cosecha, y con un techo en $ 14,50, para que el ahorrista no se asuste y empiecen a aumentar los precios y generar una mayor inflación.

Dónde conviene comprar

Para quien busque comprar billetes, la mejor cotización es, desde luego, el segmento mayorista, donde se requiere compras por alrededor de u$s 100.000. Luego le sigue la cotización por Home Banking, que puede ser hasta $ 0,15 mejor que si el cliente va por ventanilla. La ecuación que hacen los bancos es sencilla: ellos tienen menos costos si la transacción se realiza en forma electrónica y comparten de algún modo con el usuario este ahorro.


En las casas de cambio el precio puede ser 10 centavos más alto que en el mostrador de los bancos, que sólo le suelen vender a sus clientes. De todas formas, las casas d cambio muestran diferentes valores, por lo que conviene comparar las pizarras entre una y otra, ya que en la City están todas muy cerca. Basta darse una vuelta por San Martín y Sarmiento y chequear precios.


En estos días, las casas de cambio redujeron y mucho el spread con Home Banking. De un spread de $ 0,50 a uno de $ 0,10 y algunas hasta venden a paridad de ventanilla de bancos.

El blue sigue vivo

"Cuando la brecha es muy baja entre el oficial y el paralelo, el principal incentivo para vender en el informal es el servicio que ofrece el cambista, de ir a tu casa, contarlo frente a vos, saber que nada es irregular porque tiene una confianza con vos, eso no lo hace ningún banco o casa de cambio. Antes de la liberalización cambiaria, el cambista podía rechazarte ir a tu casa, no quería, ni lo necesitaba, hoy sí: no le queda otra", describen en las mesas.


El servicio ahora es la brecha, porque el servicio es personal: "Si tu cliente tiene que elegir entre banco y vos, la diferencia con el banco, además de ser en blanco, es que vos vas a la casa, más si los dólares nunca quedan a la vista del regulador, por ejemplo en una operatoria inmobiliaria donde se declara una cosa y se paga otra. Ahora se duplicó el costo del delivery a 1 o 2%, cuando antes era el 0,5%, pero porque colapsó la brecha con el oficial", revelan las fuentes.


Por otra parte, la gente que quiere vender u$s 100.000 y tiene el dinero en gris, o sea una parte comprada en blanco y la otra en negro, no va al banco a venderlos si necesita los pesos, llama al cambista que además hoy le paga más que el banco, pero menos que si va al microcentro a llevarle el dinero.


En el segmento informal ya no hay ganancia fácil: hay que trabajar más, hoy pesa en mayor medida el tipo de atención, por ejemplo el delivery, que la ganancia por intermediación. De ahí que la ganancia de los cambistas se concentra más en el servicio.

Demanda estacional

De todas formas, advierten que el blue tendrá en estos días una demanda puntual estacional, ya que se compran muchos productos electrónicos por diferido a 60 días, o sea que antes del embarque deben adelantar en la informalidad hasta un 50% del pago, o a veces todo. Y la oferta de electrónica se concentra en marzo como "nueva", lo que implica que durante este mes se harán pagos, ya que unos cuantos importadores suelen traer mitad a oficial y mitad en blue.


Por otro lado, hay pocos cambistas en plaza, están todos de vacaciones, muchos en Uruguay, en especial en Punta del Este, tierra predilecta casi cultural para los cueveros con más años, pero nada de la movida de Tequila, aunque a alguno de edad media se lo puede ver por Ocean Club o Jack Daniels Bar. Además, a finales de enero van los banqueros, y siempre se filtra algo si uno está en el lugar correcto a la hora indicada. Los cincuentones del blue se quedan el mes de enero completo en la costa esteña.