Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

El dólar bajó por segunda rueda al hilo a pesar de que siguen las compras oficiales

El dólar cayó 8 centavos y cerró en $ 15,75. Lo hizo a pesar de que bancos públicos compraron u$s 100 millones para el BCRA. La divisa cayó en todo el mundo

El dólar bajó por segunda rueda al hilo a pesar de que siguen las compras oficiales

El dólar cayó 8 centavos ayer hasta $ 15,75 en un día en que todas las monedas de la región ganaron terreno frente a la moneda estadounidense. Ni siquiera las compras de u$s 100 millones hechas por bancos públicos, una intervención que ya lleva siete ruedas consecutivas, evitaron la caída de la divisa que según operadores se vió también perjudicada por las perspectivas de nuevas subas a la tasa de Lebac.

En el mercado mayorista, donde se generó el movimiento del día, la cotización se cayó 7 centavos y medio hasta cerrar en $ 15,43.

Con la caída de ayer la divisa redujo su avance en lo que va de mayo al 0,28%, mientras que su caída en lo que va del año quedó en 2,8%. En términos interanuales el dólar avanza 8,6%.

Desde el miércoles de la semana pasada, cada día bancos públicos como el Nación o el Provincia hacen comprar por alrededor de u$s 100 millones que, una vez terminada la rueda, el Banco Central (BCRA) compra por fuera del mercado para evitar intervenir en forma directa. De esa manera, evita entorpecer al mercado que suele detenerse cada vez que ve entrar a la autoridad monetaria al sistema de negociación.

Las compras son parte del flamante objetivo del BCRA de llevar la relación reservas versus PBI al 15%, lo que implicaría sumar unos u$s 40.000 millones desde los u$s 48.076 millones actuales.

Pero los operadores del mercado cambiario aseguran que las compras de los bancos públicos no son simples adquisiciones, sino que están divididas en muchas operaciones chicas que se van pagando a precios cada vez más altos, como para empujar hacia arriba. A favor de la visión de los operadores, el BCRA lanzó su meta de reservas en el mínimo del año del mayorista –cuando estaba en $ 15,29– y activó las compras cuando se acercó hasta $ 15,30.

Ya son u$s 700 millones los que compró el BCRA con estas compras tercerizadas en el mercado de cambios. Desde el inicio de las compras las reservas perdieron u$s 139 millones –el lunes se pagaron intereses del Bonar 2024– y el dólar mayorista gana 13 centavos. Llegó a subir casi el doble.

Según operadores, las altas tasas que sostiene el BCRA en el mercado secundario de Lebac, en 25,60% para el vencimiento más corto, son un atractivo para inversores que están en dólares. Y el dato de inflación del 2,6% en abril, muy por encima de lo esperado, reforzó las expectativas de suba de esa tasa.

"Los bancos siguen operando al día en plazos cortos en mercado secundario de Lebac a 6 días a 25,60% de tasa nominal anual, y en el mercado de dinero a call money a 25,50% y en corredor de pase entre bancos a una tasa promedio de 26,25%", escribió Roberto Izzo de ABC Mercado de Cambios en un informe para sus clientes.
Más allá de los factores, ayer el peso se acopló a la tendencia de la región y del mundo. El dólar retrocedió frente a una canasta de seis monedas conocida como el Dollar Index en base a las preocupaciones por retrasos en la agenda económica del Gobierno estadounidense, luego de que el presidente Donald Trump despidiera sorpresivamente al director del FBI. El índice dólar bajó un 0,1% ayer.

Así, ayer el peso mexicano lideró las subas de la región con un avance de casi el 1% frente al dólar. El real brasileño ganó 0,83%, el peso colombiano 0,55% y el sol peruano 0,20%.

En términos nominales, el real es la moneda de la región que más se apreció frente al dólar en el último año, con un avance del 10,98%. El peso chileno se aprecia 1,88% en el mismo período, el sol peruano 1,20% y el peso colombiano 0,89%. El peso argentino, en cambio, se depreció en ese plazo.