Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

El dólar arrancó el mes con nuevas bajas gracias a la oferta exportadora

El dólar arrancó el mes con nuevas bajas gracias a la oferta exportadora

Con la llegada de junio se agudizó el retroceso del dólar en la plaza cambiaria. Pese la intervención del Central, que volvió a recortar la tasa en 100 puntos básicos, el dólar siguió cotizando en baja y en el segmento mayorista cayó 4 centavos para cerrar a $13,95.

Con un moderado volumen negociado, la divisa norteamericana operó durante todo el día con tono débil y caídas en su cotización justificadas por la mayor oferta que tuvo el mercado. Los precios máximos de la jornada se registraron durante la primera parte de la fecha cuando se operó en los $ 13,97 por unidad, dos centavos menos que en el cierre previo”, señaló Gustavo Quintana de PR Corredores de Cambio.

En concreto, ayer el volumen se contrajo un 40% respecto a la rueda anterior, el total en el segmento de contado fue de u$s 351,070 millones, a los que hay que agregar otros u$s 57 millones operados en el mercado de futuros, sin que se haya detectado actividad del Banco Central en todos los segmentos.

Varias razones se esconden tras este escenario de dólar deprimido. Por un lado, pese al recorte de tasas de Lebac, las posiciones en pesos mantienen su fuerte atractivo. “Por el momento en Argentina siguen estando de moda las posiciones en pesos. Incluso, hay bancos de afuera que están apostado a Lebac, ya que pueden cubrir con futuro con tasas en dólares, que todavía se mantienen demasiado altas y no tienen comparación con las del resto del mundo”, señaló Diego Martínez Burzaco, economista jefe de Inversor Global.

Si se toma en cuenta la coyuntura interna, la liquidación de los dólares producto de la cosecha gruesa, se suma a la expectativa por una gran entrada de divisas producto del blanqueo de capitales impulsado por el Gobierno, lo que desalienta la compra de moneda extranjera. Además, hay que tener en cuenta la entrada de divisas producto de las emisiones de deuda del Tesoro, las provincias y las empresas que están comenzando a fondearse en el exterior.

Ayer, los ingresos de dólares se mantuvieron constantes a lo largo de todo el día e impidieron que la cotización del dólar pudiera tener una reacción alcista.

“Al contrario de lo que pasó con la baja de tasas de febrero, ahora el BCRA lo está haciendo de una manera muy prudente, monitoreando muy de cerca la inflación”, explicó Amilcar Collante, economista de Cesur.

Los analistas consultados por El Cronista coinciden en que el escenario de dólar a la baja podría extenderse durante el tercer trimeste. Incluso, muchos han revisado sus estimaciones acerca del precio de la moneda estadounidense hacia fines de año.
El economista de Inversor Global lo ubica en el orden de $17,5, mientras que su par de Cesur estima que cotizará entre $15,80 y $16,20.

Ahora, la batalla del BCRA será para que el dólar no se deprecie más por debajo de $14. “Con la inflación que hay, un dólar menor a ese nivel es perjudicial”, afirmó Martínez Burzaco.

En esa misma línea, Collante sostuvo: “Aunque la inflación baje y se termine ubicando en el orden del 2% mensual, con el dólar fijo, eso representa una pérdida de la competitividad del 2% cada mes”.

La pregunta entonces es cuál será la estrategia de Sturzenegger para evitar el atraso cambiario.
“Con exceso de oferta básica, se complica el objetivo dual de mantener un tipo de cambio real oficial superior al 30% del vigente a mediados de diciembre del año pasado y a su vez controlar fuertemente la emisión monetaria”, señalaron en la consultora Maxinver en su último informe.