El crédito es sólo 18% del PBI cuando el promedio de la región es del 45%

En algunos mercados emergentes esa relación llega incluso al 90%. Los proveedores de préstamos al consumo perciben esa baja proporción como una ventana de oportunidad. 

La baja relación entre crédito y PBI representa una oportunidad para la industria de préstamos al consumo. Los jugadores del sector aseguran que en 2019, con variables macroeconómicas más estables que las del año pasado, podría haber un repunte.

Según el informe "Latin America and Emerging Markets Update", publicado este mes por Bank of America Merril Lynch, hay dos indicadores que favorecen esta visión. Por un lado, los préstamos al sector privado en relación al PBI son de sólo el 18% en Argentina, mientras que el promedio de la región es de 45% (y entre los mercados emergentes llega a 90%).

Por otra parte, la capacidad de gasto individual de cada habitante medida según el PBI per cápita muestra que en Argentina alcanza los u$s 21.754 mientras que el promedio de Latinoamérica es de u$s 15.000. Vale destacar, no obstante, que la metodología estadística que usa Merril Lynch para calcular el PBI per cápita difiere de las estimaciones que hacen consultoras privadas locales, que hablan de alrededor de u$s 11.000 de producto por habitante.

Junto con esos datos objetivos, los participantes del sector esperan que este año las variables económicas se mantengan más estables para que el crédito repunte. "Si en 2019 la coyuntura mejora, puede ser el año que marque un punto de inflexión para este mercado. El desarrollo del crédito al consumo motoriza el crecimiento de un país. En el caso de Argentina, ha crecido a tasas aceleradas entre diciembre de 2016 y septiembre de 2018, al duplicarse (de $ 500.000 millones $1000 millones)", reflexionó Ezequiel Weisstaub, co fundador y CEO de Credicuotas.

Juan Pablo Bruzzo, CEO de Moni, aportó otro dato alentador: "El porcentaje de gente que tiene una cuenta bancaria y un préstamo hipotecario en Argentina es menor al 1%". Para el ejecutivo de la fintech dedicada a préstamos las compañías de este tipo tienen un rol fundamental al momento de mejorar la relación entre préstamos y PBI. "Al no tener sucursales ni costos fijos y llegar al cliente con una aplicación y buena usabilidad, pueden dar una oferta crediticia a una población que habitualmente no tiene acceso al crédito", sostuvo.

En esa línea, el reporte anual elaborado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y Finnovista, indicó que la cantidad compañías fintech en Argentina creció más de 60% en 2018. Además, de acuerdo al Informe Ecosistema Fintech Argentino -Accenture Bid Lab-, Argentina es el tercer país con más cantidad de fintech en Latinoamérica, después de Brasil y México.

Para Guillermo Barbero, socio de First Capital Group y especialista en crédito, domar la inflación será un paso fundamental para ver una mejora en el crédito. "Por más que se otorgan préstamos personales, la inflación alta y una moneda que se devalúa genera que los volúmenes no crezcan en moneda constante. Además, las crisis recurrentes hacen que nadie quiera prestar a mediano plazo y que los niveles de endeudamiento sean bajos y de corto plazo", explicó. Y agregó: "Por otro lado, como la tasa es alta y el valor de la cuota también, se llega rápidamente al tope en la relación préstamo/ingreso, que no puede superar el 30%".

Desde otra firma de créditos al consumo secundaron la hipótesis. "(En el segundo semestre) esperamos una reducción de los niveles de inflación . Esto permitiría retomar durante los próximos meses mejores spreads, incrementar la colocación de préstamos (que desde 2018 se ha ido recuperando levemente), el alta de nuevos clientes y reducir los niveles de morosidad a valores anteriores", dijeron.

Tags relacionados

Más de Finanzas y Mercados

Noticias del día