Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

El carry trade de monedas emergentes sufre una racha correctiva

El carry trade de monedas emergentes sufre una racha correctiva

La estrategia de carry trade a nivel mundial mostró flaquezas en las últimas semanas. El Bloomberg Emerging Market FX Carry Trade Index, que agrupa a ocho monedas de mercados emergentes, se encuentra en un proceso de ajuste. Si bien ganó un 13% este año hasta principios de septiembre, cuando alcanzó su punto más alto en tres años, ha caído un 5% desde entonces lo que demuestra una desaceleración en el carry trade de los mercados emergentes.

Este escenario en el cual las tasas en moneda local de los mercados emergentes se encuentran atravesando un periodo de debilidad de corto plazo se ha desencadenado por un aumento en el rendimiento del tesoro estadounidense a 10 años por un lado y por la debilidad de las monedas de mercados emergentes por el otro.

El índice de monedas de emergentes supo ganar un 14,1% en 2017 hasta los máximos de septiembre pasado y, desde allí, las divisas se devaluaron cerca de 4,4% en promedio hasta la actualidad, marcando una ganancia del 4,5% en 2017.

A nivel regional, el real brasileño por ejemplo, se devaluó un 6,4% desde septiembre pasado, operando en torno a 3,267 reales por dólar desde los mínimos de 3,07 previos. El peso mexicano, sufrió una devaluación desde julio pasado del orden del 8,2%, operando en 18,95 pesos desde los mínimos del año en 17,5 pesos. Es importante el caso del peso mexicano ya que supo apreciarse más de un 20% desde los máximos de 22 pesos previos a la asunción de Donald Trump como presidente de los EE.UU. a comienzos de año y aun gana un 14% en lo que va de 2017.

A su vez, la volatilidad en la tasa americana a 10 años producto de la designación del nuevo presidente de la Fed genera impactos negativos en las divisas de los mercados emergentes. Ante un escenario en el cual la Fed pueda ser más agresiva a la hora de elevar el costo del dinero, probablemente repercutirá negativamente en las divisas de países emergentes ya que los capitales se verán más atraídos en regresar a EE.UU. para aprovechar el ciclo de tasas más altas. De ocurrir tal escenario, las divisas se enfrentaran a un periodo de mayor presión y las estrategias de carry trade enfrentan al riesgo devaluatorio como principal amenaza.

A nivel local vemos que el peso argentino sufrió la misma debilidad que el resto de sus pares y desde los mínimos de septiembre la divisa estadounidense avanzo un 3,2% en línea con lo que ocurrió a nivel mundial. De hecho, el Dólar Index rebotó un 3,55% desde los 91,30 puntos hasta los 94,60 puntos actuales. El dato que compensó la estrategia de carry trade con instrumentos en moneda local y que mantuvo atractiva la estrategia de carry trade es que desde el BCRA elevaron la tasa de interés de las Lebac en el mercado secundario, manteniéndola en niveles elevados en todos los tramos y sobretodo en la parte larga de la curva. Incluso, en las últimas semanas el BCRA elevo 150 puntos básicos la tasa de pases a 7 días. Pero el tipo de cambio flotante no aisla a Argentina del mundo.