El canadiense Scotiabank gana terreno en Chile

El Bank of Nova Scotia (Scotiabank) aseguró ayer que el español BBVA aceptó formalmente su oferta para adquirir el control de su unidad en Chile, luego de conseguir un apoyo clave del grupo local Said, en una operación valuada en unos 2.200 millones de dólares.

El acuerdo inicial, anunciado a fines de noviembre, estaba sujeto a que la familia chilena Said -dueña de un 31,62 por ciento del BBVA Chile- renunciara a su derecho de adquisición de las acciones pertenecientes al banco español en la filial chilena, lo que finalmente ocurrió.

Scotiabank adquirirá el 68,19 por ciento que posee el BBVA en la filial chilena y en otras subsidarias, mientras que la familia Said se reservó el derecho de vender todas o parte de sus acciones en la oferta pública de adquisición que impulsará la firma canadiense.

La familia Said y el BBVA tienen suscrito hace dos décadas un pacto de accionistas, el que otorga la opción al grupo de vender sus acciones en las mismas condiciones si hay una oferta hacia el controlador, permanecer en el banco o igualar la propuesta económica de un tercero, como la de Scotiabank.

Said tenía plazo hasta el 28 de diciembre para haber ofertado por el paquete del BBVA en el banco chileno, lo que desechó al decidir renunciar al derecho preferente. No obstante, la intención del grupo Said es invertir unos 500 millones de dólares para convertirse en dueño de hasta un 25 por ciento del negocio combinado.

Más de Finanzas y Mercados