Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

"El banco de la Bolsa de Rosario ya tiene el aval de Sturzenegger"

Luego de varios intentos fallidos, la plaza bursátil rosarina avanza en la creación de un banco comercial para brindar servicios a quienes participan de sus mercados

"El capital inicial será de entre $ 500 y $ 1.000 millones. La Bolsa tendrá alrededor de un 5% y el resto lo aportarán los socios", dijo Alberto Padoán.

Hace algunos días, el presidente de la Bolsa de Comercio de Rosario, Alberto Padoán, anunció la intención de la entidad que dirige de crear un banco comercial para dar soporte financiero a los productores y a las Pymes rosarinas. En diálogo telefónico con El Cronista, el ejecutivo bursátil profundizó sobre su idea.

–¿En qué consiste la idea de crear un banco?
–Estamos trabajando para conformar un banco corporativo que, con una pequeña inversión de la BCR, va a trabajar en brindar productos y servicios para todos los sectores que participan en ella. Será un apoyo financiero para las empresas que participan en nuestros mercados.

–¿Ya lo consultaron con el Banco Central?
–El proyecto ya tiene el visto bueno del presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, y ahora nuestros equipos están entregando la documentación. Una vez que completemos todos los requisitos, tendremos la autorización definitiva. Tenemos la esperanza de que el año que viene el banco esté en funcionamiento.

–La BCR es una asociación civil sin fines de lucro, ¿no existen restricciones legales para que integre el capital social de un banco comercial?
–No, ya lo hemos averiguado y podemos hacerlo.

–¿Cuál será el capital inicial de la entidad? ¿Quiénes serán los socios de la BCR en este proyecto?
–Estamos pensando en que el Banco tenga un capital inicial de entre $ 500 y 1.000 millones. La participación de la BCR será de alrededor de un 5%. El resto del capital, lo aportarán los socios. Hay varios inversores nacionales, de la zona del Gran Rosario, que quieren participar pero hasta ahora no habíamos abierto el juego porque no teníamos la certeza de que el BCRA fuera a aprobar el proyecto. Ahora estamos empezando a hacer las primeras evaluaciones.

–¿Cuál es el negocio actual de la BCR?
–La BCR tiene 4 mercados adheridos: Rofex, donde se operan granos y capitales, especialmente los futuros de dólar; Mercado Argentino de Valores (MAV), donde se negocian valores provinciales y la totalidad de los cheques de pago diferido; el Rosgam, un mercado de hacienda que ya remató más de 2 millones de cabezas en 8 años; y el mercado de piso, donde se hacen las operaciones de granos. Además, tiene una cámara arbitral, y varias entidades asociadas, entre ellas, compañías de seguros, centros de acopiadores y de corredores y la Sociedad Rural de Rosario.

–¿Qué otros proyectos tiene la BCR en este momento?
–La BCR en este momento está abocada también a hacer un área de innovación donde participan las universidades de Rosario. Es una "incubadora de ideas". Es bastante amplio y estamos armando esa estructura, a la que queremos darle seriedad desde la BCR. No vamos detrás del negocio, sino que queremos crear el ámbito para que los innovadores puedan desarrollarse: queremos hacer el puente entre los innovadores, los libres pensadores, y el empresariado. Primero, los empresarios se acercarán a esas ideas como inversores ángeles, aportando lo que los creadores necesiten para empezar. Una vez que el proyecto esté más avanzado, los innovadores se juntarán con los empresarios que realmente quieran participar de ese proyecto.

También tenemos un área de energías renovables, en vista de que a partir de 2018 las empresas tendrán que utilizar un 8% de energía renovable. Las empresas van a tener dos opciones: o bien generan energía renovable, o bien participan de un fideicomiso destinado a proyectos de energías verdes. Desde la BCR, contactaremos a los productores de esos fideicomisos con las empresas interesadas en participar.