Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

"El anclaje del tipo de cambio va a permitir que la inflación baje"

Considero bastante destacable que el Banco Central, sin salirse de su enfoque monetario, haga hincapié en una demanda por encima de la base monetaria, que le otorga margen para intervenir en el mercado de cambios, o bien para componer Reservas o desarmar el stock de Lebacs, limitando el impacto inflacionario.

El BCRA está apuntando a construir reputación y por eso se mantiene firme en sus metas y en su política de tasas altas, aún cuando el dólar sigue durmiendo la siesta y le daría aire para comenzar a bajarlas.

Pero la reputación es un activo que no se construye de la noche a la mañana.

Paradójicamente, lo que va a permitir la desaceleración de la inflación es el anclaje del tipo de cambio y las tasas de interés en estos niveles son las que le permiten anclarlo.

En ese sentido, la política monetaria también sirve para acotar los efectos de segunda ronda de los ajustes tarifarios.

Hay que ver cuánto más se puede sostener. El BCRA está en un clásico dilema: mantener las tasas altas hasta que baje la inflación o reaccionar ante la caída del nivel de actividad y baja del dólar.

Creo que Sturzzenegger dio un paso en la dirección correcta. Para que este plan monetario se consistente se necesita conocer cuál va a ser la solidez del programa fiscal, donde el Gobierno viene realizando las correcciones con gradualismo.

Además, todavía no se conoce el IPC oficial que es clave en esta intención del Central de construir credibilidad.