Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

El alto potencial del sistema financiero argentino, según Curutchet y Cristofani

En las jornadas monetarias del Banco Central, ambos llamaron la atención sobre el bajo nivel de intermediación del país en comparación con el mundo y la región. Hipotecas, plazos y la bolsa pesan mucho menos en el PBI que en los países vecinos.

El alto potencial del sistema financiero argentino, según Curutchet y Cristofani

Sólo con lograr un ritmo que les permita alcanzar el nivel promedio de intermediación financiera que tiene hoy la región, los bancos en la Argentina tienen un enorme potencial de crecimiento, coincidieron en destacar hoy los presidentes del Banco Provincia, Juan Curutchet, y del Santander Río, Enrique Cristofani, en sus presentaciones en las jornadas monetarias organizadas por el BCRA.

Ambos comenzaron sus exposiciones con el mismo foco, el del retraso de los créditos en la Argentina: el año pasado, los préstamos al sector privado representaron el año pasado “apenas” el 13% del PBI, mientras que en Chile representan casi 70% y la región promedia el 38%. Por eso, Cristofani plantea que “es posible desarrollarse en poco tiempo”.

El presidente del Santander Río apuntó a otros datos duros: las hipotecas representan 1,2% del PBI (contra 6,1% en Perú, 9,7% en Brasil y 23,1% en Chile); los depósitos a plazo son equivalentes al 7% del Producto (contra 15% de Perú, 22% de Brasil y 53% de Chile); los fondos administrados pesan en el PBI 2% (contra 10% de México, 14% de Chile y 46% de Brasil); y el mercado de capitales tiene una capitalización equivalente al 6% del PBI (frente al 44% de México, el 71% de Colombia y el 118% de Brasil). Como contrapartida, señaló, los argentinos tienen fuera del sistema u$s 216.000 millones, “la mitad de un PBI”.

Ambos coincidieron en que, partiendo de esas bases tan bajas, la intermediación financiera podría crecer 25 puntos (lo que implica casi triplicar su peso en relación al PBI). Cristofani lo planteó como un objetivo a 10 años. Según Curutchet, implicaría que el crédito pase de u$s 65.000 millones a u$s 195.000 millones y que específicamente el volumen de hipotecarios pase de u$s 3700 millones a u$s 15000 millones.

El titular del Provincia también puso el foco en la pérdida de competitividad global que registró la Argentina en la última década (entre 2006 y 2015 pasó del puesto 70 al 106 en el Índice de Competitividad Global y del 112 al 132 en el de Desarrollo del Mercado Financiero), algo que atribuyó a aspectos institucionales pero también a la inflación, la volatilidad, la informalidad y la baja tasa de ahorro (18% del PBI, un punto menos que América Latina y siete por debajo del promedio global).

Junto a las oportunidades que tiene la banca argentina con sólo ponerse a la par de la región, los dos subrayaron la importancia de la digitalización y el presidente del Santander Río hizo especial hincapié en apuntar a que se use menos efectivo para generar las condiciones para una menor informalidad y romper con el círculo vicioso de incentivo a la evasión, baja intermediación, bajo crecimiento, déficit fiscal y mayor presión tributaria.

 

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar