Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

El Provincia otorga créditos a municipios como incentivo para que mantengan cuentas en orden

Destinó $ 210 millones del cupo de la Línea de Financiamiento para la Inversión Productiva a 10 municipios, la mitad de ellos oficialistas y el resto opositores. Se destinan a obras

El Banco Provincia tiene en marcha un programa de financiamiento para municipios bonaerenses con el que la gestión de María Eugenia Vidal busca incentivar el mantenimiento de cuentas sanas por parte de los intendentes. La entidad que conduce Juan Curutchet utiliza parte del cupo de la Línea de financiamiento para la producción y la inclusión financiera para otorgar créditos a tasa subsidiada para la compra de maquinaria vial, camiones y obra pública con los que los intendentes logran mostrar gestión en sus distritos.

El banco le dijo a El Cronista que en lo que va del año ya otorgó créditos por $ 210 millones en préstamos a 10 municipios, con una tasa fija del 22% anual, a 36 meses de plazo y con meses de gracia para el pago del capital.

Los créditos, según explicaron en la entidad, están destinados a la compra de maquinaria vial, camiones y equipamiento para obras públicas. Y se desembolsan contra factura, como todo crédito de la línea de financiamiento productivo que sostiene el Banco Central, para asegurar que el destino de los fondos sea el proyectado.

Además de los 10 municipios adjudicados, ya hay otros 24 distritos con pedidos de financiamiento en trámite.
Curutchet y la Provincia se jactan de que el criterio para otorgar los préstamos sea ajeno a la pertenencia partidaria. De los 10 partidos con préstamos, 5 tienen intendentes que responden a Cambiemos y la UCR, 4 que responden al Partido Justicialista y uno al Frente UNA, señalan en el banco.

"A diferencia de otras épocas, donde los préstamos se dirigían para los intendentes afines, esta gestión tiene como premisa no distinguir los colores políticos cuando se trata de mejorarle la vida a la gente", indicó Curutchet a este diario.

Entre los distritos radicales y de Cambiemos se cuentan Maipú, General Guido, Pilar, Coronel Brandsen y Patagones. Las intendencias del PJ son General Paz, Esteban Echeverría y Almirante Brown. Por último, Necochea de Facundo López (UNA) y Colón de Ricardo Casi (Frente para la Victoria).

Para los intendentes el programa es atractivo en un año difícil y a poco de las elecciones de 2017. "Pensá que en muchos casos se tienen que conformar con pagar los sueldos y fuera del edificio de la municipalidad no pueden mostrar nada, por eso es todo un incentivo para esos distritos poder renovar un camión de bacheo, cambiar la flota de camiones para sus cuadrillas u otras inversiones que tengan un impacto entre sus gobernados", dijo Curutchet.

"Es una práctica que buscamos establecer al relacionarnos con los municipios, cambiar el que no llora no mama por un sistema de premios y castigos. Consistente con un límite prudencial con el endeudamiento municipal, los distritos acceden a un beneficio por tener cuentas en orden. Tienen capacidad de repago, porque por eso mismo se exige que el municipio no tenga problemas financieros, y de esa manera es un incentivo para que ese orden valga la pena", dijo el ministro de Economía bonaerense, Hernán Lacunza, a El Cronista.