Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

El Merval es la bolsa que más gana este año entre mercados emergentes

La bolsa porteña acumula una suba de 25,7% en pesos en el primer semestre. En dólares, gana alrededor de 11,2%, casi el doble del promedio de los emergentes

El Merval es la bolsa que más gana este año entre mercados emergentes

Antes de que comience el segundo semestre, el Merval se consagró como el índice que más ganó en lo que va de 2016, en comparación con los índices bursátiles de los mercados emergentes.
La Bolsa porteña encabeza un ranking de las plazas bursátiles con mayor incremento en estos primeros seis meses de 2016, con una ganancia de 25,7% medida en pesos.

Si se toman como referencia las monedas de cada mercado, le siguen el índice ruso RTS que ya acumula un 22,95% de rendimiento y en tercer lugar el Bovespa brasileño. Pese a la crisis política y económica del país vecino, la bolsa paulista ganó un 18.86% desde enero.

Lo cierto es que el rally del mercado local, medido en pesos, está por debajo de la inflación en la primera parte del año. Aunque hay divergencia, los privados la ubican entre el 27%–datos de la consultora Elypsis– y el 30%–estimaciones de Orlando Ferreres– acumulado en estos primeros 6 meses.

Sin embargo, la bolsa local tuvo un buen rendimiento medido en dólares: en lo que va de 2016 gana 11,21% y se ubica por encima del promedio de los países emergentes, en torno al 6,7%.
Pese a la euforia de los inversores internacionales por la llegada de Cambiemos al poder, el arreglo con los fondos buitre y la posterior emisión de deuda

–la más grande para una economía emergente en términos históricos– en dólares, la bolsa local perdió frente a su vecino Bovespa, que despuntó un 26% en lo que va del año.

Sin embargo, el crecimiento del Merval supera ampliamente el que tuvieron los principales índices de la bolsa de Nueva York. En Wall Street, tanto el S&P 500 como el Dow Jones ganan un promedio de 3%, mientras que el Nasdaq presenta un rojo de 2,9%.

Para el economista de Inversor Global Nery Persichini el dato es interesante desde la perspectiva del inversor internacional. "Es cierto que los inversores locales tienen que tomar a la bolsa en términos reales, es decir descontando la inflación acumulada, pero para los extranjeros es importante la evolución punta a punta que ha hecho el mercado local este año", señaló. "En enero, el Merval había caído cerca de un 20% cuando el mundo se vino abajo; entonces para alcanzar este 25,7% de ahora, avanzó un 44% punta a punta. Ese es el dato que atrae a cualquier inversor de afuera", explicó.

Persichini sostuvo también que el buen rendimiento del mercado puede prolongarse durante el segundo semestre del año. "En un mundo de tasas bajas, Argentina resulta interesante porque sólo en la primera parte de 2016 rindió cerca de un 12% en dólares, lo que, si se mantiene la tendencia, podría traducirse en un 25% anual. Es una jugada de riesgo que resulta atractiva para los grandes fondos", remarcó.

Para los inversores, en la plaza local estos primeros seis meses hubo papeles que dejaron un rendimiento superior al 80%, en pesos. Por ejemplo, Mirgor, una de las empresas de Nicolás Caputo, amigo personal de Mauricio Macri, gana un 166% a la fecha. Petrobras Argentina, por su parte, sube en total un 88%.

"La bolsa argentina tiene un fuerte elemento de volatilidad. Se mueve más por expectativas que por fundamentos", señaló Holand. "En este sentido, el mercado se ha movido muy poco, ha mesurado sus expectativas", dijo.

Más allá de la evolución de la economía real, los inversores se entusiasman ahora con la posibilidad de que el país logre superar su calificación de mercado de frontera, para volver a ser considerado una economía emergente. Según Morgan Stanley, Argentina podría entrar en esta categoría a fines de 2017.