Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

El Central bajó la tasa a 30% y la llevó a su mínimo en la era Sturzenegger

El BCRA recortó en 25 puntos la tasa de referencia, llevándola al nivel más bajo desde que Sturzenegger está a cargo del banco. Si bien el REM no mostró una caída de la inflación, el BCRA asegura que estimaciones privadas y públicas "dan cuenta de una baja significativa en julio".Por SOFÍA BUSTAMANTE

El Central bajó la tasa a 30% y la llevó a su mínimo en la era Sturzenegger

Después de tres subastas sin cambios, el Banco Central (BCRA) decidió rebajar la tasa a 35 días de la Lebac en un cuarto de punto, por lo que se fijó en el 30%. Así, la tasa de referencia no quebró la barrera psicológica de los 30% pero sí marcó otro récord: quedó en el nivel más bajo desde que Federico Sturzenegger asumió la presidencia del organismo monetario.

Las propuestas alcanzaron los $ 94.144 millones, de los cuales se adjudicaron $ 93.600 millones. Dado que los vencimientos de esta semana ascendían a $ 76.385 millones, el BCRA renovó el total del vencimiento y la base monetaria se contrajo en $ 13.651 millones. Por su parte, aumentó el stock en circulación de las letras por $ 17.215 millones.

Además, la autoridad monetaria informó que en la última semana absorbió $ 6506 millones mediante operaciones en el mercado secundario, registrándose un efecto contractivo total por operaciones de Lebac de $ 20.156 millones.

Ayer también se conocieron los resultados del Relevamiento de Expectativas del Mercado (REM), en el que no se convalidó un descenso de la inflación. Lo llamativo es que el Central suele guiarse por este informe para tomar sus decisiones de política monetaria y aún así recortó la tasa.

Al respecto, la entidad aclaró: "Las expectativas de inflación mensual para los próximos meses mostraron un aumento de alrededor de 0,1% y se ubicaron en 1,7% en el cuarto trimestre, por encima del objetivo de la autoridad monetaria de 1,5% o menor. Sin embargo, todos los indicadores y estimaciones de fuentes estatales y privadas que sigue la autoridad monetaria dan cuenta de una baja significativa en la inflación de julio, en línea con las señales emitidas por indicadores de alta frecuencia". Por eso es que el Central sentenció que "esto indica que el proceso de desinflación continúa su curso".

De hecho, la economista del Estudio Bein, Marina Dal Poggetto, coincidió en que hubo desaceleración en julio, ya que, según los cálculos de la consultora, dieron un índice más bajo: "Vemos una desaceleración en julio, levemente abajo de 2% en relación a junio. Alimentos estuvo cerca de 1% y el índice general casi 1,8%", Por eso es que la especialista no se sorprendió por el anuncio; sostuvo que "en algún momento el Central iba a retomar el recorte tras tres semanas de mantenerlas inmovilizadas".

Además de la tasa de referencia, la entidad recortó la de todos los demás tramos. Las tasas de corte se ubicaron en 30%, 29,1%, 28,44%, 28,1%, 27,73%, 27,15% y 26,93% para los 35, 63, 98, 119, 147, 203 y 252 días, respectivamente, mientras que la semana pasada se habían fijado en 30,25%, 29,30%, 28,60%, 28,25%, 27,8%, 27,2% y 26,95% para los mismos plazos.

"Una vez que se decidió que la política económica iba a ser más expansiva del lado fiscal, mantener la ortodoxia monetaria muestra cierta descoordinación. La presión cambiaria sigue cediendo y el central compra algunos dólares pero no todos; trata de sostener el tipo de cambio y no le alcanza. Con la tasa de interés exacerbada, el Central tiene que absorber los pesos –con los que expande la base– para comprar esos dólares", comentó Dal Poggetto. En esa línea, agregó: "Creo que si el Central va a mantener la tasa altas debería ser más agresivo en la compra de dólares, de lo contrario, debería bajar más la tasa".

Finalmente, el Central reafirmó que "seguirá manteniendo un claro sesgo antiinflacionario para asegurar que el proceso de desinflación continúa hacia su objetivo para este año de una inflación mensual de 1,5% o menor en el último trimestre".