Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

El Central bajó 75 puntos la tasa de la Lebac a 35 días hasta 36,75%

En sintonía con la lectura que hace el BCRA de la inflación, todos los plazos de las letras sufrieron un recorte en la tasa de interés. El más importante fue el de corto plazo, por 75 puntos básicos, pero el resto de las Lebacs perdieron 50 puntos. De todas formas, el ente logró absorber ayer $ 5.688 millones

obligaciones negociables

obligaciones negociables

Para alegría del Ministerio de Hacienda y desilusión de los inversores, el Banco Central (BCRA) bajó la tasa de interés de todos los plazos de las Lebacs, incluso la de la vedette del momento, la letra a 35 días.

El recorte que se vio en el plazo más corto superó las expectativas del mercado: 75 puntos básicos que dejaron la tasa en 36,75% anual. Estos son 25 puntos más que los 50 puntos que anticipaban en la City; así, los 75 puntos conforman la mayor de las rebajas aplicadas ayer.

Como lo venía advirtiendo, la entidad se amparó en el dato de inflación "core", o núcleo, que excluye precios regulados y estacionales.

Pese a las bajas de tasas, el BCRA logró absorber $ 5.688 millones, cuando el total a vencer en estos días asciende a casi $ 76.000 millones. Cabe aclarar que la esterilización total fue de $ 12.347 millones gracias a las operaciones del Central en el mercado secundario durante la última semana que dejaron un saldo contractivo de $ 18.125 millones.

Las propuestas superaron los $ 90.000 millones y la autoridad monetaria colocó letras por $ 85.733 millones. En tanto, el stock en circulación subió en $ 9.802 millones.

Las tasas de corte se ubicaron en 36,75%, 35%, 33,5%, 30,5%, 30,25%, 30,25% y 30,25% para los plazos de 35, 63, 98, 119, 147, 203 y 252 días, respectivamente. Salvo en el primer plazo, se comprueba una diferencia de 50 puntos básicos, ya que la semana pasada se habían pactado a 37,5%, 35,5%, 34%, 30,99%, 30,75%, 30,75% y 30,75% a 35, 63, 98, 119, 147, 203 y 252 días, cada uno.

"De esta manera, el Banco Central continúa conduciendo su política monetaria para inducir un proceso de desinflación, a la vez que limita el aumento en el sesgo contractivo que se produciría de no acompañar la reducción de la inflación con una reducción en su tasa de política monetaria", expresó en el informe el organismo.

De hecho, el comunicado comienza con la aclaración del Central sobre la inflación, incluso antes de indicar la quita de tasa: "Como se esperaba, la inflación mensual en C.A.B.A. reflejó el impacto del incremento de tarifas de diversos servicios públicos en este distrito, ubicándose en 6,5% mensual. Sin embargo, tal como lo había anticipado el Banco Central en comunicados anteriores, se confirmó un descenso de la inflación "resto‘, que se ubicó en 2,8% mensual, el menor guarismo desde noviembre".

Al respecto, el economista de Inversor Global Nery Persichini señaló que "la baja de la inflación núcleo se debe a que se deprimió la demanda vía consumo (que en el país representa más de un 60% del PBI) más que por un anclaje de expectativas vía oferta agregada". Es decir que las tasas altas, que llegaron a ser semanas atrás de 38% a 35 días, afectaron al consumo y a la inversión privada.

Por otro lado, si bien el jefe del BCRA, Federico Sturzenegger, suele mencionar el LatinFocus Consensus Forecast, el consenso de los bancos mostró en mayo un aumento: 34% de inflación anual, contra el 33,4% que se calculaba en abril.

No obstante, la entidad insistió ayer en que "el incremento transitorio de la inflación desde finales de 2015 se debió principalmente a un reordenamiento de precios relativos, con mayor incidencia en el área metropolitana", por lo que luego de estos cambios de precios relativos, el Banco Central espera que la inflación "descienda rápidamente hasta el nivel que tenía antes de que estos cambios se materializarán, para luego continuar un sendero gradualmente descendente".