Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

El Bovespa cayó preocupado por indefiniciones sobre el futuro de la reforma fiscal

Los temores del mercado permanecen por la crisis desatada por las denuncias contra el presidente brasileño, Michel Temer, por presuntos actos de corrupción. Por otro lado, el real concluyó estable frente al dólar estadounidense.

El Bovespa cayó preocupado por indefiniciones sobre el futuro de la reforma fiscal

El Ibovespa, el principal indicador de la bolsa paulista, retrocedió 0,51 por ciento, hasta los 63.760,94 puntos, por la incertidumbre que genera entre los inversores la implementación de la reforma fiscal.

Las dudas de los inversores sobre la implementación de la reforma surgen por la crisis desatada en el país vecino a raíz de las denuncias de corrupción contra el presidente brasileño, Michel Temer.

Las bajas más importantes las registraron Cielo (2,44%), Lojas Renner (2,17%), y Tim (1,90%).

Por otro lado, en el mercado cambiario, el real se apreció un marginal 0,01% frente al dólar estadounidense, y concluyó la jornada cotizado a 3,2604 reales por dólar

También influyó en el ánimo del mercado el superávit fiscal primario de 12.900 millones de reales alcanzado por Brasil en abril pasado.

"(El superavit fue de) un nivel significativamente mayor a los 5.000 millones de reales de superávit esperado por los analistas, y al déficit de 11.000 millones de reales en marzo”, explicó en un informe Juan Manuel Pazos, head de estrategia de Puente.

“Mientras tanto, la incertidumbre en torno a las reformas fiscales en Brasil generada por los recientes escándalos políticos, fue parte de las razones por las que Moody’s cambió su perspectiva a ‘negativa’, desde ‘estable’”, añadió.

Según Pazos, “en este contexto, sigue luciendo conveniente sobreponderar las acciones de compañías brasileñas con una mayor proporción de sus ingresos en dólares, y costos en reales, las cuales se benefician de un tipo de cambio depreciado”.