Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

El Banco de Japón analiza otro recorte en las tasas de interés

El gobernador del Banco de Japón, Haruhiko Kuroda, indicó su disposición a relajar aún más la política monetaria mediante el uso de herramientas existentes o nuevas, e hizo caso omiso a los temores de que la entidad estaría llegando a sus límites luego de un programa de estímulo ya enorme.
También enfatizó que la evaluación integral del Banco de Japón (BOJ, por su sigla en inglés) a sus políticas a finales de este mes no dará lugar a un retiro del estímulo.
Pero Kuroda reconoció que la política de tipos de interés negativos del BOJ podría poner en riesgo la intermediación financiera y debilitar la confianza pública en el sistema bancario japonés.
"Incluso en el marco actual, existe un amplio margen para una relajación adicional de la política monetaria y otras ideas nuevas no deberían estar fuera de la mesa" dijo Kuroda ayer.
"Puede haber una situación en la que se justifiquen unas medidas drásticas a pesar de que podrían entrañar costos", declaró, y agregó que el BOJ siempre debería "preparar opciones de política".
Por primera vez, Kuroda reconoció públicamente que las tasas negativas podrían debilitar la confianza pública al reducir las ganancias de los bancos y la tasa de rentabilidad de las inversiones de los fondos de pensiones.
Pero sostuvo que la política monetaria aún no ha alcanzado su límite, haciendo hincapié en que el BOJ aún tiene espacio para profundizar las tasas negativas.
‘Cualquier política monetaria tiene sus costos. Dicho esto, no deberíamos dudar en seguir adelante (con una flexibilización adicional), siempre que sea necesario para la economía de Japón en su conjunto‘, declaró.
Los dichos de Kuroda apreciaron el yen frente a dólar y al euro, algo en principio perjudicial para el músculo exportador nipón.