Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

El Banco Central financió al fisco con emisión por primera vez en el año

La semana pasada le prestó $ 10.300 millones al Tesoro. Según especialistas, habría cedido los pesos para que el fisco pueda comprarle dólares y cubrir así vencimientos. Sturzenegger aguantó dos meses y medio antes de recurrir a los adelantos transitorios

El Banco Central financió al fisco con emisión por primera vez en el año

Después de evitarlo durante más de dos meses y medio la semana pasada el Banco Central (BCRA) debió transferir $ 10.300 millones al Tesoro a través de adelantos transitorios. Aunque el monto es menor y otros factores compensan el efecto monetario del movimiento contable, la transferencia es un hito porque da inicio a una vía de asistencia que el Gobierno ya estimó en $ 160.000 millones a lo largo de este año.

Desde que Federico Sturzeneger se hizo cargo del BCRA, a mediados de diciembre pasado, la autoridad monetaria recurrió sólo tres veces a los adelantos transitorios como vía para asistir al fisco. La primera fue el 30 de diciembre del año pasado, cuando le pasó $ 5000 millones, las otras dos fueron el 17 y 18 de marzo últimos, cuando se movieron $ 5000 y 5300 millones más, respectivamente.

Los adelantos transitorios son préstamos que hace el BCRA al Tesoro nacional para ayudar a cubrir la diferencia entre ingresos y gastos del sector público. Este financiamiento, que hipotéticamente debería ser devuelto por el Tesoro pero en los papeles es renovado a perpetuidad. Durante el Gobierno anterior fue una de las vías principales de financiamiento monetario al sector público, con $ 226.000 millones emitidos hasta el 15 de diciembre del año pasado ($ 80.000 millones fueron colocados durante 2015).

Como suponen una vía de expansión monetaria, ya que el BCRA emite nuevos pesos prestarlos al fisco, los adelantos van en contra de la primera herramienta a la que recurrió Sturzenegger para intentar frenar el avance de los precios: la desaceleración del avance de los agregados monetarios. De ahí que el BCRA evitara recurrir a los adelantos transitorios al menos hasta la semana pasada. Para eso contó con la ayuda de factores estacionales –el principio del año no es expansivo a nivel monetario– y por el cuidado en el gasto que mostró el ministro Alfonso Prat Gay, en los primeros dos meses del año.

"La novedad no es tanto que empezó a usar adelantos transitorios, sino que llegó hasta acá sin usar ninguno. Eso fue porque en enero y febrero tuviste buenos resultados fiscales, sospecho que en parte porque pisaste gastos que vas a tener que pagar de todas formas más tarde, y porque colocaste deuda en enero por $ 15.000 millones que ayudó a cubrir los pagos", dijo Martín Polo, economista de Analytica. "La aparición de las primeras transferencias, por otro lado, lo que te muestra es que quizás en marzo ya no se desaceleró tanto el gasto como en el primer bimestre."

Prat Gay no oculta que espera que el BCRA asista al Tesoro por $ 160.000 millones durante este año. Esa emisión monetaria deberá ser complementada por emisiones de deuda por unos $ 140.000 millones para alcanzar estimaciones privadas de déficit fiscal de cerca de $ 300.000 millones para este año. De a poco, la hora las transferencia parece haber empezado.

"Es claro que en marzo vas a necesitar más pesos. Pero hasta que venga el financiamiento de afuera, el Tesoro va a necesitar también dólares", dijo Juan Manuel Pazos, del Estudio Broda. "Eso es lo que parece verse en lo que va de marzo, pagos a organismos internacionales y otros que sumaron unos u$s 400 millones.

El BCRA emite pesos para que el Tesoro le compre esos dólares", agregó. Los $ 160.000 millones que transferiría el BCRA al Tesoro este año comparan con $ 180.000 millones que fueron traspasadas el año pasado con el mismo fin. Más allá del retroceso, este año habría además un cambio cualitativo. La idea, este año, es que los adelantos transitorios pesen más que las transferencias de utilidades, para recapitalizar al BCRA.