Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
Jueves 4.1.2018
DÓLAR
/
MERVAL

El Central convalidó tasas del mercado secundario y dejó Lebac en 26,5%

El tipo de interés de las letras se redujo 0,25 puntos porcentuales para el plazo más corto. La colocación llega en un momento en que las posiciones en pesos parecen renovar su atractivo.

El Central convalidó tasas del mercado secundario y dejó Lebac en 26,5%

El Banco Central convalidó las tasas de Lebac que se negociaban en el mercado secundario. Así quedaron en 26,5% para el plazo más corto, 0,25 puntos porcentuales más bajo que en la licitación anterior.

Las propuestas alcanzaron un nivel de $ 459.094 millones, adjudicándose $ 453.716 millones, lo que implica la renovación parcial del vencimiento que era de $ 526.197 millones y una baja en el stock en circulación por $ 72.481 millones.

Las tasas de corte se ubicaron en 26.5%, 26.3%, 25.9%, 25.5%, 25.25% y 24.95% para los plazos de 28, 56, 92, 147, 210 y 273 días, respectivamente. Como es habitual, el BCRA definió las tasas de corte, manteniendo los niveles del mercado secundario para cada especie.

Dada que la liquidación de esta subasta se realiza al día siguiente, para computar el efecto monetario deberá sumarse la absorción o expansión que ocurra mañana por pases, LELIQ u operaciones de mercado secundario de LEBACs.

A partir de la próxima licitación el BCRA emitirá LEBACs con vencimiento en los próximos cinco meses. El BCRA decidió este cambio a fin de enfocarse en aquellos plazos que muestran una liquidez suficiente, indicaron desde la autoridad monetaria.

Para el Director de Portfolio Personal, Matías Roig, “la colocación llega en un momento en que las posiciones en pesos parecen renovar su atractivo, tras tres meses complicados. Las estrategias de carry trade vuelven a mostrarse como opción, aunque con ciertas reservas. El porqué de este viraje encuentra argumentos en la posición del BCRA, la devaluación acumulada, y las cada vez más altas expectativas de inflación. Por un lado, el salto de cerca del 15.5% en el tipo de cambio en los últimos tres meses (lo tomamos desde mediados de diciembre) y la aparición del BCRA interviniendo en el mercado, permite apoyar la sensación de que se le marca al billete una zona de techo y piso de corto plazo”

“Por otro lado, claro está, que el accionar de la entidad no es azaroso. Se justifica en las presiones inflacionarias (hoy las expectativas orillan el 20% para el año, contra una meta del 15%), y en el reconocimiento explícito del impacto de esta aceleración del dólar sobre los precios. Situación última que lo que limita, es la flexibilidad posible de la política monetaria. Es decir, restringe la probabilidad de bajar más agresivamente las tasas de interés, aunque el BCRA parezca (obligado o no) a “cuidar” no sólo la inflación sino también el crecimiento. En consecuencia, las tasas de interés arriba del 26% anual de corto, lucen interesantes”, explicó Roig.

La semana pasada el Banco Central resolvió mantener la tasa de interés de referencia (la del centro del corredor de pases a siete días) en el 27,25%, una decisión que era esperada en forma casi unánime en el mercado.