Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

El BCRA ya autorizó casi el triple de aperturas de sucursales que en 2015

En lo que va del año, la autoridad monetaria aprobó la creación de 87 nuevas filiales de 17 bancos públicos y privados. Muchas de estas habían quedado "congeladas" en el último tramo de la gestión de Alejandro Vanoli.

El BCRA ya autorizó casi el triple de aperturas de sucursales que en 2015

La llegada de Federico Sturzenegger al BCRA implicó todo un cambio de paradigma en lo que refiere a la red de sucursales bancarias. En la era macrista, el Banco Central ya aprobó la apertura de 87 sucursales de 17 bancos públicos y privados, casi el triple de lo que había sido autorizado en 2015, en plena gestión de Alejandro Vanoli, que había aprobado la creación de 31 sucursales de 9 bancos, según informaron fuentes de la propia autoridad monetaria.


En enero de este año, la entidad presidida por Sturzenegger destrabó 57 trámites que habían quedado congelados durante el último año del kirchnerismo. Seis meses más tarde, la autoridad monetaria anunció una serie de medidas para "flexibilizar" la apertura de sucursales bancarias, algo que era demandado por las entidades ya que el mecanismo anterior de autorización previa generaba demoras de hasta un año.


Según datos del último Informe sobre Bancos presentado por la autoridad monetaria a principios de mes, durante el primer semestre de 2016 se abrieron 44 nuevas sucursales bancarias, de manera que ya suman 4507 filiales en todo el país.


Estas medidas permitieron que varias entidades tanto públicas o privadas concreten sus planes de expansión que, en muchos casos, estuvieron frenados por los últimos tres años. En Banco Galicia por ejemplo abrieron 9 nuevas sucursales y un centro de cobro de pagos en estos nueve meses. Esperan cerrar el año con una docena de nuevas sucursales en distintos puntos del país, que van desde Chacarita hasta Mendoza. La entidad tiene por delante un ambicioso proyecto de expansión edilicia que lo llevará a agrupar 400 sucursales en los próximos cuatro años.


"La red física Galicia crece bajo dos aspectos", afirmó Diego Baccini, gerente de sucursales de este banco. "Queremos llegar a nuevas zonas geográficas, para poder desarrollar las personas y las empresas, y contribuir al desarrollo económico de la zona", dijo Baccini.


Al mismo tiempo, enfatizó: "Por otro lado, la necesidad de descongestionar sucursales con alto tránsito de personas con el objetivo de brindar a los clientes un servicio de experiencia basado en los pilares cercano, ágil, simple y confiable".


En tanto, en el Banco Ciudad, una de las entidades que en mayor medida vio frenado su proyecto de expansión durante los últimos años del gobierno de Cristina Kirchner, ya inauguraron 8 de las 9 sucursales que esperaban lanzar para este año. Si bien más de la mitad de estas nuevas filiales se ubican en la Capital Federal y el Gran Buenos Aires, el Ciudad potenció su llegada al interior del país, con flamantes sucursales en Córdoba y Mendoza.


Otro que desembarcó en la provincia mediterránea fue el Supervielle, el banco que este año comenzó a cotizar en Wall Street. Fuentes de la entidad adelantaron que se espera concretar dos nuevas aperturas entre los últimos meses de 2016 y los primeros de 2017.


El Hipotecario, en tanto inauguró en lo que va del año tres sucursales en el conurbano bonaerense: en las localidades de Moreno, Ramos Mejía y Pilar. De esta manera, la entidad pasó a tener 64 sucursales en las distintas provincias del país. A partir de la circular del 2 de junio pasado, el Central comenzó a observar factores objetivos como de las entidades financieras, tales como solvencia, liquidez e integración de capitales mínimos para autorizar a los bancos a que puedan abrir nuevas sucursales.


Una de las diferencias sustanciales respecto al sistema anterior, es que se liberó a las entidades bancarias de la obligación de abrir sucursales en zonas con menor densidad poblacional, "de manera de favorecer la expansión del sistema financiero con un criterio federal", justificó la autoridad monetaria.


A la hora de elegir en qué lugar emplazar nuevas sucursales las entidades ahora se plantean distintos aspectos que van desde las potencialidades financieras de una zona en particular hasta el valor de marca que su presencia en ese lugar puede darle al banco. "Evaluamos la posibilidad de crecimiento presencial, tanto en las localidades donde actualmente operamos como en nuevas localidades potencialmente relevantes para acercarnos a las necesidades financieras del mercado", explicó Milagro Medrano, gerenta de Relaciones Institucionales de Banco Macro.


Otra de las medidas es la expansión del uso de sucursales móviles, que estaban autorizadas sólo para bancos públicos o bancos privados que funcionan como agentes financieros provinciales. Este tipo de sucursales funcionan funcionan en camiones rodantes en todas las ciudades y su uso apunta a reducir los costos de infraestructura. "El objetivo es potenciar la bancarización a nivel nacional y evitar la burocracia al momento de inaugurar nuevos puntos de venta", dijeron desde el Central.


Estas medidas se enmarcan en una de las principales peleas que decidió librar Sturzenegger al asumir en su cargo en diciembre: la lucha contra el efectivo. En ese contexto, la entidad potenció los pagos móviles y la apertura de cuentas remota.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar