El BCRA renovó futuros y licitó más divisas pero el dólar volvió a saltar

El minorista subió 63 centavos a $ 28,68. Operadores hablaban ayer de fuerte demanda de fondos del exterior y también de filiales locales de empresas extranjeras que cierran balances hoy y tienen que girar utilidades. El BCRA aumentó el monto de dólares del FMI que licita a diario de u$s 100 millones a u$s 150 millones.

El dólar minorista se disparó ayer casi 63 centavos a $ 28,68, muy cerca de su récord nominal histórico de mediados de mes. En un día en el que siguió el castigo a activos de mercados emergentes, con particular virulencia en el caso argentino, fue importante la demanda de divisas por parte de inversores financieros y récord el volumen operados en el mercado de futuros, algo propio de un fin de mes pero exacerbado por la incertidumbre financiera. El Banco Central (BCRA) licitó u$s 150 millones de la asistencia del FMI al Tesoro para ayudar a abastecer a la demanda, al tiempo que renovó u$s 750 millones de sus posiciones en futuros de dólar, de junio a julio, para evitar que se disparen las expectativas de devaluación.

 

El flamante titular del BCRA, Luis Caputo, no tiene descanso en el frente cambiario. En el mercado mayorista la divisa saltó 66 centavos para cerrar en $ 28,10. La cotización que pagan los grandes jugadores gana 12,54% en junio, a sólo un día del fin de mes, ya sube 50% en lo que va del año y trepa 71% en términos interanuales.

Ayer, el BCRA anunció que aumentaría por dos días el monto que subasta cada día a las 13, durante la rueda cambiaria. Había anunciado que licitaría u$s 100 millones por día, durante 75 días hábiles. Así, vendería los u$s 7500 millones que el Tesoro recibió en concepto de apoyo presupuestario como resultado del acuerdo con el FMI. El goteo diario tiene como objetivo generar los pesos para que el fisco cubra sus necesidades de financiamiento pero, al mismo tiempo, genera una oferta estable de divisas que dejando de lado otros factores busca una cotización más calma del dólar. Ayer adjudicó u$s 150 millones, a un precio promedio de $ 27,7476, bien por debajo del cierre.

Después de la licitación, sin embargo, la cotización del mayorista aceleró su marcha hasta cerrar con un avance de 2,40% en el día.

Ayer, en el mercado, asignaban el aumento en el monto licitado por Caputo a la demanda propia de esta parte del año, en la que las empresas extranjeras remesan utilidades a sus casas matrices.

"Lo que tenemos que tener en cuenta es la época del año de cierre de estados contables, y con expectativas de girar utilidades al exterior, es normal que el dólar suba porque eso genera más demanda", dijo una fuente del sector financiero. "El mecanismo de licitaciones da transparencia a una venta de divisas que no son del BCRA sino del Tesoro, es lógico que en días como estos aumente algo el monto que coloca, pero no se puede esperar que eso haga bajar al dólar en un día en el que salen inversiones de emergentes", agregó.

Ayer el peso argentino fue el que más perdió frente al dólar en la región, con una devaluación del 2,33%. Le siguieron, lejos, el peso chileno con una caída de 0,66%, y el peso colombiano con un retroceso de 0,39%. El real brasileño cerró prácticamente estable mientras que el peso mexicano se apreció 2,34%, según datos de Bloomberg.

También la cercanía de fin de mes suele aumentar la demanda de divisas y, en este mes en particular, eso está fogoneado porque la incertidumbre cambiaria hizo que crecieran mucho las posiciones en futuros de dólar. El interés abierto promedio en Rofex en futuros financieros, más que nada dólar, subió 13% mensual en junio y 56% en comparación con mismo mes del año pasado.

Ayer se operaron u$s 715 millones en el mercado de contado, u$s 830 millones operados en los mercados de futuros MAE y

u$s 2611 millones en Rofex, récord para este mercado.

Ayer, en el mercado estimaban que el BCRA sostiene posiciones por entre u$s 2300 y u$s 2600 millones en futuros, de los cuales algo menos de u$s 1000 vencían en junio. La mesa de operaciones de la entidad que conduce Caputo ayer trató de dar algo de seguridad al mercado al "rolear" (cambiar contratos que vencen hoy por otros que vencen en julio) unos u$s 750 millones que vencían hoy, manteniendo esa parte de sus posiciones en el mercado que en caso de haberse desarmado hubieran impulsado expectativas de una suba aún mayor de la divisa.

El acuerdo con el FMI le pone un techo a las tenencias de futuros del BCRA, que está fijado en u$s 3300 millones para el cierre de este mes, en u$s 2300 millones para septiembre, en u$s 1800 para diciembre, en u$s 1300 millones para marzo y u$s 800 millones en junio próximo. Empezar el desarme ya mismo, con semejante presión sobre el dólar, no parece ser la idea de Caputo.

Tags relacionados