Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

El BCRA recortó la tasa al 31,5% y desinfla el atractivo de las Lebac

Las Letras del Tesoro a 35 días descendieron en 75 puntos básicos ante la desaceleración de la inflación núcleo, destacó el Central. De esta forma el tipo de interés vuelve a los niveles de febrero.

El BCRA recortó la tasa al 31,5% y desinfla el atractivo de las Lebac

El Banco Central volvió a destacar la desaceleración de la inflación y decidió recortar las tasas de las Lebac a 35 días, dejándola en su nivel más bajo desde mediados de febrero. El interés a 35 días quedó en 31,5% y así se desinfla el atractivo por este instrumento de inversión.

El efecto monetario de la licitación de hoy fue expansivo en $31.357 millones, lo que fue parcialmente compensado por una absorción por operaciones en el mercado secundario durante la última semana por $19.664 millones, dando como resultado un efecto expansivo neto por operaciones de Lebac de $11.692 millones.

“El BCRA decidió reducir su tasa de política monetaria, la Lebac de 35 días, en 75 puntos básicos, al 31,5%, para no acentuar el sesgo contractivo de su política monetaria. La autoridad monetaria considera que en la medida que la inflación alcance cifras más bajas debe ser especialmente cauteloso para mantener su sesgo antiinflacionario. Las decisiones de política monetaria seguirán buscando una tasa de interés real esperada positiva, que dé lugar a la desinflación pautada”, sostiene el comunicado de la entidad.

“En la semana que pasó el INDEC publicó, luego de más de nueve años, datos de inflación de alta credibilidad”, indicó el Central aunque de todas maneras, agregó que seguirá utilizando otras informaciones, públicas y privadas, para monitorear la inflación.

Durante marzo y abril la tasa a 35 días alcanzó el 38% y esto le sumó atractivo a este instrumento. Es por ello que muchos inversores prefirieron las Lebac por sobre los plazos fijos, con rendimientos inferiores. Ahora que la tasa vuelve a una tendencia descendente comienza a desinflase el interés en el mercado.

“La política del Banco Central durante el período de desinflación consiste en fijar una tasa de interés real esperada que resulte suficientemente positiva, como para que la inflación se reduzca al ritmo buscado, que, de acuerdo al plan de Política Monetaria presentado por el BCRA en abril, implica arribar al último trimestre con tasas mensuales de inflación del 1,5% o menores”, agregó.