Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

El BCRA le recortó otro punto a la tasa de Lebac y acumuló 3,75 en mayo

La inflación baja levemente y la entidad opera con cautela también para limitar la contracción en la economía. Ayer rebajó un punto la tasa a 35 días a 34,25%. La baja de tasas ya alcanza 3,75 puntos en el mes, pero el peso continúa con su dinámica de apreciación, por la fuerte entrada de divisas

El BCRA le recortó otro punto a la tasa de Lebac y acumuló 3,75 en mayo

El Banco Central (BCRA) continúa bajando con “cautela” la tasa de interés de las letras que vende cada semana, al reducirlas ayer un punto porcentual, a 34,25% a 35 días, debido a que observa un “leve descenso” en las expectativas de inflación e intenta limitar el sesgo contractivo producto del alto costo del dinero. La tasa sigue siendo atractiva, por lo que la suba de encajes no le impidió seguir retirando pesos del sistema, $ 18.829 millones, con ayuda de las ventas que realizó en el mercado secundario. “

Las expectativas de inflación que sigue el BCRA han mostrado un leve descenso, a medida que se van superando los efectos de los cambios en los precios relativos, y se mantienen estables en 1,5% por mes para el último trimestre del año”, dijo el BCRA en un comunicado.

Tras indicar que los datos que sigue mostraron un aumento de precios en la primer quincena del mes pero una desaceleración en la segunda, consideró que “el proceso de desinflación procede en línea con la dinámica planteada en su plan de Política Monetaria”.

Y afirmó que “continúa conduciendo su política monetaria para inducir un proceso de desinflación, a la vez que limita el aumento en el sesgo contractivo que se produciría de no acompañar la reducción de la inflación con una reducción en su tasa de política monetaria”.

La baja de tasas ya alcanzó en el mes 3,75 puntos porcentuales desde el 38% a 35 días al que la había llevado en marzo pasado para contener el dólar, que previamente se había escapado por otra reducción de tasas. El alto rendimiento de las Lebac debió sostenerse durante marzo y abril, cuando los índices de inflación se dispararon, producto de las subas de tarifas y combustibles, pero elevó el costo del crédito y ayudó a que se enfríe la economía.

Hoy, pese a la reducción de tasas del último mes, el peso continúa con su propia dinámica de apreciación, en torno a los $ 14, producto del excedente de oferta de divisas agropecuarias y financieras.
Además este mes el BCRA subió los encajes a un 2% promedio, una medida obliga a los bancos a desarmar algún activo para dejar encajado unos $ 25 mil millones este mes a tasa cero en la entidad monetaria.

Pero el Central pudo retirar $ 18.829 millones en la semana: ayer renovó parcialmente el vencimiento de $ 60.315 millones y expandió $ 3.100 millones la base monetaria, lo que compensó con la absorción de $ 21.929 millones con ventas en el mercado secundario.

Según explicaron las mesas, las tasas de las Lebac aún continúan siendo atractivas, la demanda de crédito es baja y cuentan con liquidez suficiente, en tanto dado que el BCRA no modificó las tasas del corredor de pases, que deja una interbancaria en un 30%, todavía tienen margen para endeudarse y comprar Lebac.

Y la inflación se desacelera levemente –según la medición de la consultora Elypsis, la inflación núcleo en la cuarta semana de mayo se ubicó en 2%, por debajo del registro de la semana anterior (2,3%) y del nivel general (2,8%)– y el Central mantiene las tasas positivas en términos reales. “

La autoridad monetaria procederá con cautela, manteniendo su sesgo contractivo, y en particular monitoreando que no se produzcan alteraciones significativas o duraderas en la tendencia descendente de la inflación subyacente o en las expectativas de inflación”, agregó.

En la licitación de ayer la entidad bajó las tasas en prácticamente toda la curva: a 34,25% a 35 días (-1 punto). A 33.24% a 63 días (-0,75 punto). A 31,75% a 98 días (-0,5 punto). A 31,15% a 119 días (-0,1 punto). A 30,35% a 147 días (+0,35 punto). A 29,6% a 203 días (-0,15 punto). A 29,5% a 252 días (-0,25 punto).

Las tasas en pesos continúan siendo la mejor inversión y los compradores –ahora sin extranjeros desde que el BCRA sólo deja participar a aquellos con cuenta local– están alargando un poco más los plazos hacia las primeras tres más cortas. Ayer la letra a 35 días captó el 65% de la licitación, $ 39.501 millones; la de 63 días, el 14%, con $ 8.444 millones; la de 99 días, 12,67%, con $ 7.627 millones.

Luego el plazo de 119 días alcanzó el 4,4% de las compras, $ 1.424 millones y el de 252 días, el 4,4%, con $ 2.651 millones.