El BCRA aprovecha que la demanda de dinero sigue elevada para sumar reservas

Tras cerrar el diciembre con compras superiores a los u$s 600 millones, el Banco Central busca prolongar esta dinámica. La entidad que preside Miguel Pesce volvió a adquirir divisas durante la jornada de ayer, y si bien fuentes del mercado estimaron que el saldo fue apenas positivo, se suman a los u$s 40 millones que habría adquirido la entidad el lunes. El saldo de las reservas informado por el Central mejoró entre el miércoles 30, último día hábil de 2020 y ayer una mejora de u$s 133 millones.

Las divisas que pueda ir adquiriendo la autoridad monetaria para fortalecer sus reservas es uno de los temas que concentran la atención del mercado por estos días. Tanto es así que de acuerdo con un informe de Analytica Consultora, "el mayor desafío para la Argentina está en cómo acumular dólares no sólo para pagarle al FMI sino a los acreedores privados reestructurados y también generar divisas suficientes para pagar importaciones, deuda del sector privado y la siempre presente dolarización de carteras".

También Portfolio Personal Inversiones (PPI) hizo hincapié en que "será clave la dinámica cambiaria en los próximos meses". En especial en enero y febrero, que "son meses de menor demanda de pesos y mayor demanda de divisas".

"En enero la demanda de pesos empieza a caer y en febrero definitivamente se desploma. Eso significa que el Gobierno tendrá que ver cómo hace para sostener el saldo positivo en el MULC. No tiene muchas opciones, en especial si cierra la exportación de maíz para que no se acelere la inflación", alertó Juan Ignacio Paolicchi, economista de Empiria. Pese a ello, agregó: "No sé si enero terminará con saldo negativo, positivo o neutro, pero no creo que sea tan bueno como diciembre, a menos que vuelvan a pisar importaciones con su consecuente impacto en el nivel de actividad", agregó Paolicchi.

Matías Rajnerman, economista jefe de Ecolatina también subrayó que "habría un gran problema para que entren dólares si el Gobierno prohíbe la exportación maíz". Pero indicó que este año la pandemia puede ayudar al BCRA en su objetivo de adquirir divisas en enero. "Creo que va a poder seguir comprando, sobre todo en la primera parte del mes en la que la demanda de pesos sigue elevada", estimó.

Y consultado al respecto, analizó: "Este año el cimbronazo va a ser menor. Mucha gente que viajaba al exterior no lo hará y en muchos casos terminarán gastando localmente. Eso va a ayudar, la caída de la demanda de dinero va a ser un poco más suave".

Pese a que la demanda de pesos cae por cuestiones estacionales en enero respecto de diciembre, un repaso de los últimos 10 años en términos de compras y ventas de divisas por parte del Central refleja que sólo en dos años la entidad finalizó enero con saldo negativo. Fue en 2014 y 2015, en los que anotó rojos respectivos de u$s 1753 millones y u$s 187 millones. En el resto, terminó con saldo favorable.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.