Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

El BCE dejará de imprimir los billetes de 500 euros a fines del 2018

La entidad europea busca obstaculizar las transacciones en efectivo por parte de terroristas, narcotraficantes y lavadores de dinero. Sin embargo, el billete podrá usarse como forma de pago y depósito de valor. Actualmente hay en circulación casi 600 millones de billetes de 500 euros

El BCE dejará de imprimir los billetes de 500 euros a fines del 2018

Tal vez en Europa tomaron nota de las declaraciones de Leonardo Fariña en la causa por la ruta del dinero, por la que el traslado de bolsos con billetes en euros tomó una gran notoriedad.

Lo cierto es que el Banco Central Europeo (BCE) anunció ayer el fin del billete de 500 euros. Para la suerte de muchos, el billete seguirá siendo de curso legal por tiempo ilimitado y podrá intercambiarse en cualquier banco central de la Unión Europea.
La medida, destinada a obstaculizar las transacciones en efectivo por parte de terroristas, narcotraficantes y lavadores de dinero, pondrá fin a la impresión del billete a fines de 2018, tras las "inquietudes de que podría facilitar actividades ilícitas", dijo el BCE. De esta manera, los billetes de 200 euros pasarán a ser los de mayor denominación.

"En vista de la función internacional del euro y la extendida confianza en sus billetes, el billete de 500 euros seguirá siendo legal y se puede continuar usando como forma de pago y depósito de valor", precisó el BCE. Actualmente hay en circulación casi 600 millones de billetes de 500 euros.

El presidente del BCE, Mario Draghi, ya había dicho que el uso de esta moneda con fines delictivos era una razón para considerar sacarlos del sistema. Es que cuando se trata de mover dinero vilmente, el billete de 500 resulta ser bastante útil.
En Argentina, las declaraciones de Fariña revelaron cómo Báez y otros allegados al ex presidente Néstor Kirchner trasladaban bolsos con dólares y euros desde Santa Cruz hacia Buenos Aires y Montevideo.

Lo cierto es que el billete es de amplia circulación y fácilmente convertible, más compacto y conveniente para evadir la mirada de las autoridades. De acuerdo al New York Times, que cita un informe de la universidad de Harvard, el equivalente a u$s 1 millón en billetes de 500 euros, pesa alrededor de 2,2 kilos (5 libras) y entra en un bolso pequeño. Pero con la denominación de 200 euros, ese millón pesará más del doble.

"Los billetes más grandes hacen que sea más fácil para los traficantes de droga llevar, almacenar y ocultar el dinero proveniente de sus actividades ilícitas. Contrabandistas de dinero, o ‘mulas‘, llevan billetes de alta denominación de para repatriar sus ganancias del tráfico de drogas", sostuvo el reporte de Harvard, que argumenta a favor de la eliminación de los billetes de mayor denominación.

Por ejemplo, en agosto de 2015, una "euro mula" fue detenida cuando viajaba a Colombia con 200.000 euros en billetes de 500 en su estómago, dijo el informe. En él, los autores citaron al economista jefe de Citibank, Willem Buiter, quien dijo que la disponibilidad de billetes de alta denominación "están convirtiendo al euro en la moneda de elección para economías negras y para todos los que valoran el anonimato en sus transacciones financieras e inversiones".

Si bien el camino elegido por el BCE es visto como una salida gradual o intermedia, ya que los billetes existentes continuarán circulando, la presión para poner fin a su impresión creció después de los ataques terroristas de París en noviembre y en Bruselas, apenas dos meses atrás.

Aunque dentro del consejo de gobierno de la entidad monetaria había diferentes opiniones, los ministros de Economía y Finanzas europeos habían manifestado que era necesario examinar la prohibición de la circulación del billete.

La defensa fue liderada por Alemania, la principal economía de Europa. El presidente del instituto ZEW, Clemens Fuest, dijo a Bloomberg el lunes que no había justificación para remover el billete. Incluso el presidente del Bundesbank Jens Weidmann dijo en marzo que no se probó si el crimen se verá reducido por la remoción de los billetes y que el debate corría el riesgo de socavar la confianza en el efectivo. Algunos expertos consideran que los criminales encontrarán otros modos de realizar sus actividades ilegales, por ejemplo, con la moneda digital Bitcoin.