Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Economistas están cada vez más seguros de que la Fed subirá la tasa en diciembre

Según una encuesta, la probabilidad pasó de 57,5% a más de 70% en el último mes pese a que la inflación y el empleo no mejoran en la medida en que se esperaba

por  REUTERS

0

Janet Yellen, presidente de la Fed

Janet Yellen, presidente de la Fed

Las posibilidades de que la Reserva Federal de Estados Unidos aumente las tasas de interés en diciembre treparon en el último mes, según un sondeo de Reuters que mostró que los economistas están más convencidos de la proximidad de un alza a pesar de la débil inflación y el magro crecimiento salarial en el país.

Varios funcionarios de la Fed sugirieron recientemente que la economía está lista para tasas más altas, lo que avivó la expectativa de un incremento en septiembre, pero la gobernadora Lael Brainard sorprendió a muchos con un enfoque cauto en su discurso de comienzos de esta semana.

Con todo, el consenso de más de 100 economistas encuestados por Reuters la semana pasada mostró que la tasa meta de los fondos de la Fed subirá a 0,50-0,75% en el cuarto trimestre, con una probabilidad media del 70% de un alza en diciembre.

En la encuesta del mes pasado, la probabilidad era del 57,5%. Los mercados, en tanto, están considerando esa posibilidad por debajo del 40%. En caso de que la Fed aplique un alza en diciembre, será justo 12 meses después de que el banco central estadounidense subió las tasas de interés por primera vez en casi una década, una realidad muy lejana a la previsión que hizo a fin de 2015 de cuatro aumentos para este año.

Una sucesión de preocupaciones se interpusieron en el camino a la concreción de esa proyección, entre ellas la desaceleración económica de China y la turbulencia en los mercados financieros a comienzo de año y también luego del resultado del referendo en el que los británicos decidieron salir de la Unión Europea.

Entonces muchos empeza ron a pronosticar que la Fed no subiría las tasas en todo el 2016. Pero la presidenta del banco central estadounidense, Janet Yellen, dijo en agosto que se había fortalecido el panorama para un aumento de las tasas y remarcó la posibilidad de un alza en el corto plazo.

La probabilidad media brindada por los economistas de un incremento al final de la reunión de la Fed del 20 y 21 de septiembre fue de uno en cuatro, apenas por encima de la apreciación del mercado. No obstante, un alza de tasas en el cuarto trimestre fue la proyección central del 76% de los encuestados.

Dado que la revisión de política monetaria de noviembre es pocos días antes de la elección presidencial estadounidense, diciembre es la única opción concreta que queda si la Fed se abstiene de subir las tasas la semana que viene. El sondeo pronostica que la Reserva Federal aplicará dos aumentos más en 2017, llevando las tasas a 1,00-1,25%.