Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

EL BCRA puso otros u$s 60 millones para neutralizar la suba del dólar

El mercado todavía sufre el golpe de días atrás, cuando el Central le puso un límite al alza del dólar. Así es como los grandes jugadores están más cautelosos a la hora de negociar

EL BCRA puso otros u$s 60 millones para neutralizar la suba del dólar

El Banco Central (BCRA) se tomó en serio la idea de hacer menos previsible al mercado de cambios. Ayer el organismo monetario mantuvo en vilo a los grandes jugadores hasta que empezó a ofertar para contener, una vez más, la tendencia alcista del dólar. En esta oportunidad vendió u$s 61,5 millones, pero más que el monto, lo que marcó la rueda fue la precaución con la que se movieron los grandes jugadores ante su presencia.


Al cierre del mercado mayorista, la moneda estadounidense quedó cinco centavos arriba, en u$s 15,39. Este avance, al ser tan acotado, no se trasladó a las pizarras, por lo que se mantuvieron en $ 15,20 para la compra y $ 15,60 para la venta. La de ayer fue la cuarta participación de la autoridad monetaria, con un acumulado que ya ronda los u$s 240 millones. La suma, los u$s 61,5 millones, fueron informados por el BCRA, pero en el sector privado habían calculado u$s 50 millones.


El BCRA intenta no generar un patrón de venta. El jueves pasado debutó como jugador, con u$s 41 millones, el martes debió entregar u$s 119 millones, mientras que el miércoles hicieron falta solo u$s 15 millones para congelar la escalada del dólar. A veces aparece sobre el cierre, otras apuntala los precios desde temprano. No obstante, cualquiera de las estrategias resulta efectiva por la incertidumbre que provoca en el mercado. De hecho, en la City comentaron que ahora sobra precaución al momento de operar.


"En las primeras posturas hubo bastante cautela. Se hacían operaciones con mucho cuidado, temiendo que el Central apareciera y borrara de un hondazo las subas. Todavía están sufriendo la golpiza del otro día. No estábamos acostumbrados a barridas tan fuertes. Hay que tener en cuenta que en montos de un millón en adelante, variaciones de centavos pueden hacer estragos", dijeron desde una mesa de dinero. La misma fuente reconoció: "Antes era muy fácil operar, se compraba a la mañana y se vendía por la tarde".


También el presidente de una casa de cambios se refirió a lo que sufrieron algunos compradores en la última semana: "Los bancos están mal comprados y tienen miedo de volver pasar por lo mismo y agravar las pérdidas".
Por su parte, Gustavo Quintana de PR Corredores sostuvo que "la demanda de divisas volvió a mostrarse muy activa pero con un dominio que no pudo trasladarse por completo a los precios debido a la presencia del Central".
El volumen en el terreno de contado ascendió a u$s 362 millones, de los cuales un 65% se operó en el Siopel. En cuanto al mercado de futuros, el monto fue de u$s 331, debido a que el Central también participó, y en todos los plazos. Los contratos se pactaron a $ 16,31 para fines de junio y a $ 18 para fin de diciembre.


Además de cautela que provocó la estrategia del Central, en la plaza porteña se preguntan qué sucederá a partir de marzo, cuando comience la temporada fuerte de liquidación. "El año pasado los cerealeros vendían unos u$s 130 millones por día; se estima que este año sean u$s 150 millones. El problema es que la compra sigue siendo algo limitada. La importación nueva no tendrá problemas, pero la vieja, la que se adeuda, todavía tiene restricciones. Hay que ver también qué hace el Central, si se posiciona o no del lado de la compra", expresaron desde ABC Cambios.